Armando Pesqueira fusionará música mexicana y argentina

Será el director invitado del tercer concierto de la Camerata de Coahuila este viernes en el Teatro Nazas de Torreón. Se intepretarán Tres Movimientos tanguísticos de Piazzolla, entre otros.
Armando Pesqueira.
Armando Pesqueira. (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

El director Armando Pesqueira, es el invitado especial de la Camerata de Coahuila, para dirigir su tercer concierto de temporada, con un programa que hará fusión de la música mexicana y la argentina.

Estará integrado por la Sinfonietta de Moncayo, Tangazzo y Tres Movimientos tanguísticos de Piazzolla, así como el Danzón No. 4 de Márquez.

Pesqueira se ha ganado el prestigio como director de orquesta, compositor, arreglista y pianista. Es originario de Tijuana, Baja California, también se ha distinguido por ser un organizador de proyectos.

Sobre el concierto a realizarse mañana viernes compartió: "Es un concierto de tono muy dancístico, desde la Sinfonietta de Moncayo es la que teje una estructura clásica de temas mexicanos de mucha energía. Con una segunda parte más lírica, de paisajes, en una evocación a la naturaleza que rinden honor a pasajes mexicanos".

“En cuanto a la dirección, es mi primera vez con la Camerata y su público lagunero, que para mi resulta ser una orquesta de calidad y un privilegio encontrarme con estas circunstancias”.

Indicó además por otra parte es un homenaje al compositor y bandoneonista argentino Astor Piazzolla, uno de los máximos representantes del tango de vanguardia, con una danza que sale del arrabal integrada por notas de jazz, de impresiones europeas y de mucho cromatismo.

Piezas que mantienen su tristeza y nostalgia, pero sin perder la sensación del arrebato.

Tangazzo, ya no sólo como una pieza para bailar en el salón, sino como una pieza melódica que se lleva a la sala de conciertos para ser escuchada y admirada.

Por su parte, el Danzón No. 4 de Márquez, compositor de música mexicana, de ritmos veracruzanos cadenciosos y sensuales. Una pieza que manipula de forma embriagadora y te traslada a un clima de salón de baile, en una obra sensual y evocativa.

Gracias a la brillantez de los compositores, que bajo la intuición del sonido de los intérpretes, transmiten el sentir de las notas a imágenes en una pintura musical orquestal.

Música contemporánea pero arraigada a la música popular. Sensualidad en la obra, que enfatiza cada sentimiento, que exterioriza la pasión, en una fusión perfecta, de corte popular elevado a la música de concierto.