Camerata se presentará con director y solista en uno

Se estará bajo la batuta de Abdiel Vázquez, considerado además uno de los mejores pianistas de México. Comentó que los músicos son respetuosos, atentos y abiertos a la interpretación.

Torreón, Coahuila

Dirigir una orquesta entraña complejidades que se sobrellevan cuando los músicos realizan una comunión con su guía.

Pero estar en el lado de la coordinación musical y al mismo tiempo realizar el papel de solista con el Concierto No. 4 de Beethoven es bastante difícil.

Hoy se realizará este 12 de febrero en el tercer concierto de temporada de la Camerata de Coahuila, bajo la batuta de Abdiel Vázquez, considerado además uno de los mejores pianistas de México.

"Generalmente hay dos voluntades, la del solista y la del director. Lo que voy a hacer se afina a través de los ensayos, son la clave, ahí es donde aflora la musicalidad innata de los músicos, donde se tienen que obligar a escucharse unos a otros".

En entrevista, el director y pianista regiomontano comentó que los músicos de Camerata son respetuosos, atentos y abiertos en cuanto a la interpretación. Y ahí se concentra la oportunidad de realizar un concierto grandioso.

"Estoy contento porque generalmente las cosas se empiezan a resolver hasta el día del ensayo general y ahora yo veo que las cosas están saliendo bien desde ayer, que estábamos con muy buena cohesión.

Creo que va a ser un concierto muy emocionante, la música de Beethoven está llena de emociones. Beethoven trasciende más allá de una persona, representa a toda la humanidad", detalló.

El director explicó que la obra del alemán representa a un pueblo levantándose en contra de la opresión social.

Y acotó que al mismo tiempo es el resultado de la suma de los sentimientos más nobles, instalados en la colectividad a través de la solidaridad y el plano individual a través de las penas o tragedias personales más profundas.

"Él mismo vivió un conflicto toda su vida, con su sordera y su personalidad se sentía rechazado por la sociedad y él mismo se recluía pero la música era la forma de conectarse de nuevo con el mundo", indicó Abdiel Vázquez.

Más aún, dijo que su obra es impresionante y la aportación de Ludwig van Beethoven en la historia de la música hasta nuestros días, incluyendo la música popular o el jazz, no se puede subestimar.

"Él sabía que tenía ese talento y ese potencial dentro de sí mismo y toda su vida fue una lucha por tratar de llevar a su máximo potencial todo aquello a pesar de su discapacidad, a pesar de su personalidad y de su temperamento, a veces explosivo o intolerante porque a veces era como si no supiera comportarse en sociedad.

Para el tercer concierto de temporada, la Camerata interpretará la Sinfonía No. 8, obra que Beethoven compuso antes de la famosa Oda a la alegría y el Concierto No. 4 para piano, que de acuerdo a algunos expertos sea quizá lo mejor de sus composiciones para piano y orquesta.