Cambio climático amenaza especies de aves mexicanas

La reducción de áreas con especies endémicas afecta principalmente al noroeste de México, al sur del desierto de Chihuahua y al sureste del estado de Chiapas.
Especies endémicas.
Especies endémicas. (EFE)

Washington

Las altas temperaturas provocadas por el cambio climático amenaza la diversidad de aves en México al reducir las áreas donde viven las especies endémicas, según un estudio que publica la revista científica estadunidense Science Advances.

 “Hay más áreas donde las poblaciones de las especies han desaparecido que sitios nuevos donde se han logrado establecer. Si esta tendencia se mantiene en el mediano o largo plazos, es posible que algunas estén en riesgo de extinción”, explicó el autor principal del estudio, Town Peterson.

“Si hay cambios de temperatura, como con el cambio climático, se espera que las especies respondan moviéndose de lugar”, señaló.

La reducción de áreas con especies endémicas afecta principalmente al noroeste de México, al sur del desierto de Chihuahua y al sureste del estado de Chiapas.

Todas las aves tienen límites de temperaturas que pueden soportar para sobrevivir.  Cuando la temperatura supera esos límites éstas tiene que reaccionar, algunas pueden adaptarse, pero la mayoría se va de esos espacios.

“El problema viene cuando no existen esos nuevos sitios o no pueden llegar a ellos. Si esto ocurre de manera crónica, la especie tiende a perder y abandonar zonas adecuadas para que viva hasta que llega el punto que se extingue”, explicó Peterson.

“Lo más útil que podemos hacer es, por un lado, aumentar las zonas naturales bajo diversos esquemas de protección y por otro, aumentar la conexión entre las zonas naturales que quedan por medio de corredores de vegetación”, dijo el investigador de la Universidad de Kansas.

Es decir, si las especies responden a los cambios del clima moviéndose a lugares favorables, lo que proponen los autores del estudio es facilitarlo con más zonas donde se puedan  establecer.

En el estudio participaron la UNAM y la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad de México.