'La cámara sangrienta' es una vuelta a los cuentos de hadas

MILENIO te comparte un adelanto del libro 'La cámara sangrienta', uno de las obras más conocidas de la escritora Angela Carter.
El libro de Angela Carter.
Otro de los libros de Angela Carter. (Especial)

Ciudad de México

Su nombre como escritora es Angela Carter (1940-1992); el verdadero, Angela Olive Stalker. Nació al sur de Inglaterra, pero a causa de los bombardeos alemanes durante la Segunda Guerra Mundial vivió varios años en el norte, con su abuela materna. Muy joven comenzó a trabajar como periodista, aunque también estudió literatura inglesa.

Autora de títulos como La juguetería mágica, Varias percepciones, El doctor Hoffmann y las infernales máquinas del deseo y Fuegos de artificio, en su literatura se alcanza a reflejar su interés por la literatura oral, pero también por los cuentos infantiles y hasta por el psicoanálisis, lo que quizá se nota de manera más fuerte en una de sus obras más conocidas, La cámara sangrienta, recuperada en español por la editorial Sexto Piso, en una edición que cuenta con ilustraciones de la artista chilena Alejandra Acosta.

El volumen apareció por primera vez en 1979, concebido como una colección de 10 relatos explícitamente basados en cuentos de hadas, en especial de Charles Perrault, pero también de Jeanne Marie Leprince de Beaumont, del folclore europeo, e incluso de la radionovela, con influencias de la narrativa del Marqués de Sade.

Son relatos que surgieron porque Angela Carter se sentía impelida a escribir “cuentos góticos, crueles, de terror, narrativas fabulosas que tratan directamente del imaginario del inconsciente”, si bien no solo ofrece una nueva versión de los cuentos, sino llega a recrearlos por completo “al extraer el contenido latente de los cuentos tradicionales y usarlo como punto de partida de nuevas historias […]; y el contenido latente es violentamente sexual”. 

Lee aquí un fragmento de su obra:

La Camara Sangrienta (adelanto)