Busca "salvar" platillos de región norestense

A bordo de La Poderosa Food Troca el chef realiza degustación en la plaza Zaragoza.
Los comensales recibieron la comida de manos de su preparador.
Los comensales recibieron la comida de manos de su preparador. (roberto alanís)

Monterrey

Con la intención de salvar platillos norestenses clásicos, que ya poco se elaboran en las cocinas de Nuevo León, el chef Adrián Herrera desarrolló una degustación en la plaza Zaragoza.

Platillos como el panzate de cabrito, mole de pasas y atole de naranja, volvieron a ser preparados  ayer al mediodía a pesar de que ya no se elaboran, o que las nuevas generaciones no los conocían.

A bordo de un camión al que bautizó como La Poderosa Food Troca donde improvisó una cocina móvil, el también empresario restaurantero se instaló en la plaza donde colocó toldos y mesas para que los transeúntes llegaran a degustar de forma gratuita estas comidas locales, que pocos conocen.

“Es una degustación de cocina norestense de una interpretación de platos norestenses clásicos que constan de cuatro tiempos, el primero es un tamal hecho con atropellado servido con una salsa y comino, el segundo es un panzate de cabrito, que es un estofado de las vísceras del cabrito, el tercero es un atole de naranja con jengibre y hierba buena, y el cuarto es una tostadita con una deshebrada de guajolote en un mole de pasas que es un plato casero regiomontano que ha caído en desuso”, explicó Herrera.

El evento de ayer es parte de una gira local que realiza el chef Adrián Herrera para crear conciencia gastronómica.