Emociona a Botero sala en homenaje póstumo a su hijo

El Museo de Antioquia, en Medellín, abrió el recinto para niños Pedrito Botero, en honor al hijo del pintor, quien murió de niño en un accidente.
La sala está divida en espacios que responden a las preguntas de los niños a través de juegos, videos, actividades de exploración y de recreación.
La sala está divida en espacios que responden a las preguntas de los niños a través de juegos, videos, actividades de exploración y de recreación. (museodeantioquia.com)

Bogotá

El pintor colombiano Fernando Botero expresó su emoción con la apertura en el Museo Antioquia, en la ciudad de Medellín, de una sala en homenaje a su hijo, quien falleció en un accidente cuando era un niño. "Yo estoy emocionadísimo con esta sala para los niños.

Es un gesto del Museo que agradezco profundamente. Es el máximo homenaje que le pueden hacer al niño", dijo Botero en entrevista al diario El Colombiano.

Agregó que "a través de esta sala y del amor que tienen los niños por la imagen de Pedrito, yo lo siento vivo ahí en la sala. Es extraordinaria la emoción que me produjo". Pedrito, el hijo del maestro Botero, falleció en un accidente cuando estaba pequeño. "El cuadro de Pedrito sigue siendo mi favorito. Tiene una luminosidad especial.

El accidente sucedió en España y posteriormente viajé a París", recordó. "A mí me operaron las manos, nada del otro mundo comparado con lo que pasó. No pude pintar por dos meses y cuando comencé, lo primero que pinté fue ese cuadro. Increíble que haya salido con tan buena técnica y sobre todo tan luminoso.

Se ve que le puse todo el corazón", dijo. La sala es un homenaje a ese pequeño, en el que los niños pueden aprender sobre la obra de Botero, a través de aplicaciones interactivas y divertidas. "Pedrito no está, pero va a vivir en la mente de los niños", comentó el maestro Botero al finalizar el recorrido por la nueva sala del Museo Antioquia, en su natal ciudad.