La Biblioteca Mexicana llega a 50 títulos como referente educativo

“La colección abarca un abanico muy rico de lo que es México”, dice Enrique Florescano.
El historiador Enrique Florescano, coordinador del proyecto.
El historiador Enrique Florescano, coordinador del proyecto. (Omar Franco)

México

Nació hace ya más de dos décadas, de una charla multidisciplinaria, como un proyecto editorial de reflexión sobre el pasado, el presente y el futuro de nuestro país: ahora, la colección Biblioteca Mexicana llegó a sus primeros 50 títulos como un referente para diferentes instituciones educativas, precisamente por la diversidad de sus temas y de sus miradas académicas.

"La colección realmente abarca un abanico tan rico de lo que es México, de la diversidad del país, de su problemática política, económica, social, cultural, histórica, que ha hecho que algunos de los libros se hayan vuelto libros de textos en las universidades, más en provincia donde no hay la posibilidad de estar en contacto con tal diversidad de autores", explica el historiador Enrique Florescano, coordinador del proyecto desde sus orígenes.

El objetivo era claro: hacer una colección que publicara libros de interés para la población, para lo cual se contó con el apoyo del extinto Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, hoy Secretaría de Cultura, que permitió crear la Dirección Adjunta de Proyectos Históricos, y el otro la coedición con el Fondo de Cultura Económica, que contribuyó a la distribución en todo el país, incluso en América Latina.

"En realidad somos producto de la coyuntura: empezamos con libros de interés general, como la educación, la protección del patrimonio, las artes, la cultura, la medicina, etc., pero nos lanzamos a buscar al lector, no pensar que por ser publicados por éstas instituciones se iban a vender, tenían que ser libros interesantes".

Una colección útil para formar gente y enterarse de la problemática general del país, destacó el historiador.

Comprensión del país

Si bien ya se trabaja en los títulos que se publicarán a lo largo de 2016 dentro de la colección, con la intención de lanzar al menos cuatro más, Enrique Florescano reconoce que se trata de una serie que no pareciera tener fin, porque a final de cuentas de trata de obras coyunturales, que dan una imagen del país, como una verdadera Biblioteca Mexicana.

"Logramos hacer una verdadera Biblioteca Mexicana: si pasara algo y sólo quedara la colección, con eso puedes saber qué le pasó al país en las últimas décadas. Te da una imagen del país, no digo que sea la mejor, pero sí una imagen general, diversa, bien documentada, bien fundada y bien escrita".

Desde la perspectiva del especialista, con los 50 títulos de la colección se contribuye en la comprensión del país, se da a los jóvenes una buena documentación de México en distintas épocas, mediante temas que son de importancia y que se olvidan o que ofrecen una visión en su conjunto, con lo cual "estamos tratando de hacer libros útiles, para pensar México".

"Estamos ayudando a la formación de la comprensión del país, a darle a los jóvenes una buena documentación del país. Estamos tratando de tomar temas que son de importancia o que se olvidan y no se da una visión en su conjunto, entonces es muy difícil analizarlos".

Hasta la fecha la Biblioteca Mexicana ha editado alrededor de 40 mil ejemplares, cifra importante para una colección editorial que apuesta a mostrar el pasado, el presente y el futuro de México.