Bernardo Reyes, el militar que creció con Juárez y maduró con Díaz

El padre del pensador Alfonso Reyes, recibirá mañana un homenaje, en el marco del centenario del Ejército Mexicano.
“Bernardo Reyes sirvió para los gobiernos federales en defensa de la soberanía ante las invasiones extranjeras", dijo el especialista César Callejas.
“Bernardo Reyes sirvió para los gobiernos federales en defensa de la soberanía ante las invasiones extranjeras", dijo el especialista César Callejas. (Archivo)

México

Como parte de los festejos del centenario del Ejército Mexicano, mañana en el Palacio de Bellas artes se recordará Bernardo Reyes, padre de Alfonso, que fue un gobernante modernizador en Nuevo León, en tiempos de Porfirio Díaz.

La actividad [i]La espada y la gloria. Ejército y cultura en Bernardo Reyes y sus hijos[/i] contará con la presencia de César Callejas, licenciado en derecho con estudios de posgrado en Estudios Judaicos, y doctor en derecho por la UNAM.

“Resulta interesante observar al ejército como parte del desarrollo cultural del país; sobre todo porque la relación entre pueblo y ejército en México es privilegiada”, dijo Callejas.

El evento —a realizarse el 22 de octubre a las 19:00 horas, en la sala Manuel M. Ponce— es organizado por el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y la Coordinación Nacional de Literatura, que invitan a conocer la vida del destacado militar y político.

[b]BERNARDO DEJÓ LA ESCUELA A LOS 14 AÑOS[/b]

El día 20 de agosto de 1849 nació en Guadalajara el general Bernardo Reyes, quien fue un reconocido militar mexicano, un hombre valiente, de ideas liberales y un buen administrador. Desde la edad de 14 años, en que dejó la escuela para irse a luchar contra los invasores franceses, su carrera como militar fue en ascenso.

De acuerdo con el cedulario del Castillo de Chapultepec, Bernardo Reyes fue una de las figuras fundamentales del porfiriato, un hombre fuerte del régimen, procónsul del norte, pacificador y constructor de ciudades. Pieza clave de la fuerza política que gobernó a este país durante más de 30 años.

Callejas, en entrevista, comentó que “Bernardo Reyes sirvió para los gobiernos federales en defensa de la soberanía ante las invasiones extranjeras, era lo que hoy podríamos llamar un militar profesional, en contraste con los que se hicieron militares con ocasión de los movimientos políticos”, dijo.

Aunque como expuso César Callejas, “la mayor parte de las reformas de Reyes pasaron a segundo término o fueron olvidadas”, el legado de Bernardo Reyes no terminó con él, ya que también fue padre de once hijos, entre ellos Rodolfo y Alfonso, este último, de acuerdo con la página de la Capilla Alfonsina de la Ciudad de México, fue un gran humanista y escritor mexicano. Reconocido como uno de los más grandes escritores hispanoamericanos del siglo veinte. Su prosa es única, y sus estudios sobre la cultura helénica extensos.

Toda su obra ha sido publicada por el Fondo de Cultura Económica en 26 volúmenes. Ha sido traducido a varios idiomas. Diversos reconocimientos, medallas, diplomas, comentarios de su obra, y varias menciones para ser candidato al Premio Nobel de Literatura, hablan de la personalidad y valor de Alfonso Reyes.