Berklee Latino llegará a México el próximo año

En los cursos intensivos, que se impartirán en español, se abordarán tres áreas fundamentales: composición, producción e interpretación.
Óscar Stagnaro impartirá bajo y entrenamiento auditivo.
Óscar Stagnaro impartirá bajo y entrenamiento auditivo. (Especial)

México

En palabras de Óscar Stagnaro, la Berklee School of Music, institución fundada en 1945, en Boston, Massachusetts, “no es una universidad de mentalidad cerrada. No solo se enseña jazz, a través de un sistema que antes no existía, sino que ha dado la oportunidad de que existan nuevas formas de música, a través de la convivencia entre los alumnos, pues provienen de 92 países y diferentes culturas”.

En entrevista, Stagnaro afirma que continuamente en Berklee se desarrollan nuevos planes de estudio y cursos innovadores, lo que permite una renovación constante. Tal es el caso de Berklee Latino, primer programa en español, a realizarse en la ciudad
de México del 13 al 18 de enero de 2014 en las instalaciones del Tec de Monterrey, Campus Ciudad de México (información en la página www.berklee.edu/latino).

El programa será dirigido por Javier Limón, productor de músicos como Diego El Cigala, Bebo Valdés y Paco de Lucía, así como Stagnaro, quien forma parte del grupo del saxofonista Paquito D’Rivera, ha colaborado con músicos como Rosa Passos e Ivan Lins, al tiempo que dirige sus propios proyectos.

La presencia latina en Berklee cobra cada vez mayor importancia, afirma el bajista peruano que empezó a dar clases allá en 1987, aunque advierte que desde antes existían otros profesores latinos, como Édgar Nevares de Puerto Rico. “Ha habido músicos latinos que estudiaron en Berklee, como Pancho Sáinz, Claudio Roditi, Raoul de Souza y Ricardo Silveira (sobre todo muchos brasileños o puertorriqueños). De cada país han venido olas, por ejemplo hubo muchos músicos argentinos que ahora son muy importantes en su país. Poco a poco dentro de Berklee los alumnos de originen latinoamericano organizaron muchas actividades, y desde hace 12 años se realiza el festival Latin Music and Culture Celebration, lo que ha permitido que se le dé más identidad a nuestra música.”.

Los cursos que se impartirán en México en una semana, dice el bajista, “son un pequeño ejemplo de lo que sucede en Berklee durante un semestre regular de clases en áreas como teoría y armonía, arreglos, composición, escritura de canciones, desempeño en el escenario y ensambles. Lo importante es que los cursos serán impartidos por primera vez en español, con la mayoría de los profesores de origen latinoamericano, aunque hay dos estadunidenses”.

Stagnaro, quien dará las clases de bajo y entrenamiento auditivo, indica que los cursos serán para alumnos de todos los niveles. “Esperamos atender entre 120 y 150 alumnos, no más porque sería difícil recibir a tantos. Los profesores que vienen, además de ser músicos activos, viajan alrededor del mundo enseñando”.

Para Stagnaro, la enseñanza del jazz es muy importante en nuestros días, aunque concede que hace falta trabajar “menos con las partituras, y sobre todo desarrollar la intuición y aprender con la gente mayor, que es la que tiene la experiencia. Yo trabajé con músicos que eran mayores. Por ejemplo, veía las manos del pianista y aprendía algo. Por intuición vas agarrando un nivel que te permite tocar en cualquier situación, salir del paso”.

Si en muchas escuelas de jazz no se da lugar a la mezcla con otros géneros, en Berklee, explica Stagnaro, “hay 350 ensambles con músicos de diferentes tendencias musicales, que van desde el bluegrass, a la música de Medio Oriente, latina, brasileña, japonesa y hasta mariachi. Si un alumno sale de Berklee y solo toca un estilo, va a tener problemas para encontrar trabajo. Tiene que diversificarse mucho para tener más armas para defenderse”.