Belleza y destrucción del ser humano, tema de la compañía Xarxa

La compañía española de teatro Xarxa estrenará el jueves, en el Festival Internacional Cervantino, su obra 'Ara Pacis'.

Guanajuato

La primera ocasión que la compañía de teatro española Xarxa se presentó en el Festival Internacional Cervantino (FIC) fue en 2002. Ese año mostró el espectáculo [i]Nit Mágica[/i], el cual hablaba de las fiestas populares valencianas. La segunda vez que vino fue en 2010, cuando su director, Manuel Villanueva, montó [i]Veles e vents[/i], una puesta en escena que retrata la destrucción del mar del mediterráneo.

Este año, la agrupación, perteneciente a la comunidad valenciana, estrenará mundialmente, el jueves a las 22:00 horas, en Los Pastitos de esta ciudad, la obra [i]Ara Pacis[/i], con la cual hace un retrato de la dualidad del ser humano al poder construir algunas de las piezas más bellas del mundo, y casi al mismo tiempo, generar destrucción, por medio de la guerra.

Su director dice que para hacer esta obra se valió de recursos como el fuego y la pirotecnia: “la pólvora tiene dos lecturas: una muy buena, al usarla en las festividades, y otra mala, pues sirve para construir armamento. Nosotros la usamos igual que las luces. Lo que hacemos busca dar al público los elementos necesarios para que se entienda a la pirotecnia como contexto narrativo de la obra”, dijo.

Reconocido internacionalmente por montar espectáculos que muestran la realidad, Villanueva explica que uno de los temas que más lo han caracterizado a lo largo de su trayectoria es la guerra: “La guerra es uno de los momentos más tristes de la humanidad. En ella cabe todo lo malo. El ser humano es capaz de hacer las mayores atrocidades y las mayores bellezas artísticas”, comentó en conferencia de prensa.

Para ejemplificar lo anterior, el director escénico menciona que un amigo de Bosnia siempre le comentaba que tenía compañeros artistas en frentes de guerra que fueron capaces de hacer cualquier locura con su fusil.

Con estas premisas, el montaje hace referencia a artistas como Goya y Picasso. Y combina la belleza y la bestialidad en un homenaje a los creadores que han denunciado la guerra, comenta.

El teatro de la compañía Xarxa es reflexivo, intenta promover que la gente piense sobre lo que ve a su alrededor, y de ninguna manera hace propaganda: “no quiero convencer a la gente. Siempre he pensado que al hacer propaganda y proponerle una doctrina a las personas, cualquier otro puede hacer lo mismo conmigo. Lo que pretendemos es que la gente piense, saque sus conclusiones y vea las dos sociedades que hay en el mundo”, recordó.

En [i]Ara Pacis[/i], el director intenta explicar de qué es capaz el ser humano de hacer en el mundo para saciar sus necesidades. La propuesta tiene un referente sobre la lucha contra el narcotráfico en México, que se lee en las noticias desde España.

También muestra como la gente es capaz de cambiar y hacer las mayores bestialidades del mundo de un momento a otro: “eso es lo que pasa aquí. Tengo claro que lo que vamos a mostrar se va a centrar en México, y en cómo las mafias y los cárteles de la droga han podido destruir lo bueno de una sociedad”, argumentó.

Para Manuel Villanueva, un papel importante en sus puestas en escena lo completa el público, ya que su observación y opinión pone en contexto las distintas situaciones trágicas del mundo.