Beethoven creó para una nueva humanidad: Wildner

El director austriaco y el violonchelista español Pablo Ferrández estarán en Bellas Artes, acompañados por la Sinfónica Nacional.
Los invitados a la fiesta cultural de la Ciudad de México.
Los invitados a la fiesta cultural de la Ciudad de México. (Especial)

México

Tras el ensayo general del concierto inaugural de la edición 32 del Festival del Centro Histórico, que será hoy a las 20:00 en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes, y que se repetirá el domingo 13 a las 12:15, el director austriaco Johannes Wildner y el solista invitado, el violonchelista español Pablo Ferrández, dijeron sentirse emocionados por su presentación en México.

Wildner y Ferrández, quienes estarán acompañados por la Orquesta Sinfónica Nacional (OSN), ofrecieron sus impresiones y reflexiones en una conferencia de prensa.

El músico austriaco señaló que "ahora mismo, cuando estamos aquí, tenemos grandes problemas en Europa, pero en este concierto las personalidades más importantes son las que han fundado el concepto espiritual de Europa 450 años atrás: son Cervantes y Shakespeare.

"Estos dos autores fundaron la Europa espiritual como debería ser y como es en el fondo. Todo lo que hemos visto en el siglo XX han sido desviaciones de este camino, totalmente falso en todos sus conceptos, particularmente de sus nacionalismos. Desde Beethoven sabemos que no hay cultura no política: él creó música para una nueva especie de humanidad, una nueva cultura", dijo.

Explicó que a esa universalidad que ofrece la música se agrega ahora una orquesta mexicana y un ejecutante solista español. Pero reconoció que en la música vemos que el nacionalismo fomentado en el siglo XIX es totalmente falso y no funciona.

Respecto a México, señaló que "ha habido un pasado realmente difícil, como el choque de las culturas indígenas y europeas, pero lo que salió de ello es un símbolo del encuentro de varias culturas que pueden alcanzar un futuro mejor que nos pueda dar una cultura más positiva.

"Este concierto es un símbolo que nosotros en Europa tendríamos que aprender: ese es el camino para conseguir un futuro más positivo, un futuro mejor en el mundo entero".

El programa de este concierto incluye obras como la obertura de Otelo, de Gioachino Rossini; Obertura fantasía Romeo y Julieta, de Piotr Illich Tchaikovski, y Don Quijote, de Richard Strauss, en la conmemoración de los 400 años de la muerte de William Shakespeare y de Miguel de Cervantes Saavedra.

Por su parte, el joven solista Pablo Ferrández aseguró estar ansioso por tocar. "Esta es mi primera vez en México y me hace mucha ilusión. Estoy muy emocionado de estar aquí, tengo muchas ganas de que empiece el concierto para tocar al público mexicano", señaló.

Según lo relatado por Wildner, estuvo por primera vez en México en 1981 en el Festival Internacional Cervantino en Guanajuato, cuando formaba parte de los segundos violines de la Orquesta Filarmónica de Viena, dirigida entonces por Carlos Kleiber.

También dirigió varias veces en el Festival de Mayo de Guadalajara. "No solo me gusta este país sino que me agrada su gente y su forma de vivir las cosas. Venir a México fue para mí uno de los momentos decisivos en mi desarrollo musical e interior", recordó Wildner.