La Batalla del 5 de Mayo, día de unificación nacional

La derrota del ejército francés, considerado haste ese momento invencible, se convirtió en símbolo de resistencia del pueblo.
Los mexicanos que residen en EU también conmemoran esta fecha.
Los mexicanos que residen en EU también conmemoran esta fecha. (Cortesía INAH)

México

La victoria del ejército mexicano en la Batalla del 5 de Mayo de 1862 contra los franceses representó la unificación nacional y se convirtió en símbolo de resistencia del pueblo en contra de una nueva invasión extranjera.

Luego de la derrota contra Estados Unidos y la pérdida de más de la mitad del territorio nacional, dicho triunfo también fue celebrado por los mexicanos, que mantuvieron su residencia al otro lado del río Bravo, cuyo festejo se mantiene vigente.

El historiador José Carlos Melesio Nolasco, del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), comentó que con el apoyo de Porfirio Díaz, el triunfo del general Ignacio Zaragoza levantó el ánimo de los mexicanos, y aunque finalmente se perdió la guerra y se instauró el Segundo Imperio, fue el comienzo de un gobierno de resistencia encabezado por Benito Juárez, que logró restaurar la República hasta 1867, una vez consumado el triunfo de los liberales.

Al hablar sobre la memorable batalla ocurrida en los fuertes de Loreto y Guadalupe, en el estado de Puebla, comentó que el ejército francés era considerado invencible, había ganado muchas batallas en Europa y con esa confianza se lanzó a tomar la Ciudad de México. En el camino enfrentó una resistencia bastante fuerte, hasta que en Puebla tuvo lugar la primera gran batalla, donde el general Zaragoza organizó muy bien al ejército formado por indígenas zacapoaxtlas y logró derrotar al contingente galo.

"Esto resultó increíble para Francia, no daba crédito a lo ocurrido y su respuesta fue el envío inmediato de refuerzos, pasando de 6 mil a 35 mil hombres. El Ejército mexicano ya no pudo resistir más y los franceses tomaron la Ciudad de México imponiendo el imperio de Maximiliano de Habsburgo, que, para sorpresa de los conservadores, resultó de pensamiento liberal".

El especialista de la Dirección de Estudios Históricos del INAH expresó que la Batalla del 5 de Mayo también se celebra en Estados Unidos, principalmente por los mexicanos que residen allá, pero muchos no tienen claridad de lo que se conmemora.

Carlos Melesio explicó que la intervención francesa en México fue el último intento de una potencia europea por conquistar territorios en América, ocurrida en un contexto mundial complejo y en un país con gran desestabilidad política, en el que hubo 41 gobiernos entre 1821 —cuando nació como nación independiente— y 1848
—cuando sufrió el intervencionismo estadunidense—.

"Esto es lo que determina la creación de un nuevo gobierno que nos defendiera contra invasiones extranjeras y empezó la lucha entre liberales que querían un modelo republicano, y conservadores que deseaban un gobierno monárquico. Con la proclamación de la Constitución de 1857 y la creación de un Congreso Constituyente, se suscitó la Guerra de Reforma (1857-1860) entre conservadores, apoyados por las potencias europeas, y liberales, respaldados por Estados Unidos".

Recordó que cuando Benito Juárez asumió la Presidencia del país, en 1858, encontró un Estado en bancarrota, con guerras intestinas, etc. Al emitir un decreto para la suspensión de pagos de la deuda externa, la medida provocó el enojo de España, Inglaterra y Francia, que enviaron contingentes militares a Veracruz para presionar al gobierno mexicano.

Luego de dialogar con ellos, Juárez emitió una moratoria de pagos y logró convencer a los españoles y a los ingleses, pero los franceses no se retiraron porque su interés era invadir México. Así, de 1864 a 1867 se estableció el imperio de Maximiliano.

Sin embargo, con la derrota de Napoleón III en Francia y la desunión de los conservadores en México —que criticaban las medidas liberales de Maximiliano en favor de los indígenas y de sus derechos—, se impuso el triunfo de Juárez y el monarca francés fue hecho prisionero, juzgado y fusilado en el Cerro de las Campanas, en Querétaro.

Hazañas como la Batalla del 5 de Mayo y los personajes históricos que intervinieron en ella también han inspirado creaciones tanto literarias como musicales y plásticas, recordó el historiador. Destacó entre ellas el poema "Adiós, mamá Carlota", de Vicente Riva Palacio; una serie de litografías Las glorias nacionales. Álbum de la guerra, de Constantino Escalante; algunos cuadros que están en distintos museos, la novela Noticias del imperio, de Fernando del Paso; y un disco de música de la Intervención francesa editado por la Fonoteca del INAH.