Newman roba la subasta a Warhol, coloca obra en 84 mdd

El estadunidense Barnett Newman se convirtió en la sorpresa de la sesión de arte contemporáneo en Christie's al transformar su "Black Fire I" en el cuadro mejor vendido de la jornada.

Nueva York

El estadunidense Barnett Newman se convirtió hoy en la sorpresa de la sesión de arte contemporáneo en Christie's al transformar su Black Fire I en el cuadro mejor vendido de la jornada, por 84.16 millones de dólares, por encima de un tríptico de Francis Bacon u obras icónicas de Warhol.

Juego cromático en blanco y negro pintado en 1961, ese óleo sobre lienzo realizado por el expresionista abstracto rompió los pronósticos y consiguió además un récord en subasta para Barnett, dando emoción a una sesión en la que se echaron de menos las plusmarcas absolutas conseguidas hace un año en este mismo salón neoyorquino.

Y es que aunque el formato (el tríptico) y el pintor (Francis Bacon) eran los mismos que marcaron el récord del cuadro más caro en subasta el año pasado, Tres estudios para un retrato de John Edwards se vendió "solo" 80 millones de dólares, menos de la mitad de los 142 millones de dólares de la plusmarca de Tres estudios de Lucian Freud.

Tres estudios para un retrato de John Edwards, pintado en 1984, pertenece a una época final y mucho más sosegada de Bacon, cuando convivía con Edwards, heredero "y único amigo genuino" del pintor, según sus propias palabras, y quien le acompañó en el momento de su muerte en Madrid en 1992.

Quizá eso la hiciera menos atractiva de cara a los coleccionistas o quizá la pintura tenía un valor sentimental no comparable al morbo de un genio (Bacon) pintando a otro genio (Freud) de la puja del año anterior.

En esta misma noche otra pintura de Bacon, Figure Turning, se vendió por 22,56 millones, ajustada también a la expectativas.

Por su parte, Andy Warhol, otro de los que alimentó el año pasado esa "burbuja del arte" que fue mirada con desconfianza por los coleccionistas, se quedó lejos del récord de entonces, cuando Silver Car Crash (Double Disaster)", adjudicada en Sotheby's por 105,4 millones de dólares, se convertía en su obra más preciada.

Hoy, "Race Riot" (pintada en 1964) se quedó corta con sus 62,8 millones, aunque el poder del pop-art de Warhol tenía otra carta estelar en esta sesión, y así su "Marilyn Blanca", que partía con expectativas de máximo 18 millones de dólares y se disparó hasta los 41 millones.

Pintada en 1962, poco después de la muerte de la actriz, formó parte de una serie de "Marilyns" de Warhol que completaban la "Marilyn de menta", que el artista dio a Jasper Johns, la "Marylin dorada", que se exhibe en la National Gallery of Arts de Washington, y la "Marilyn azul", que está en el museo de arte de la universidad de Princeton.

Y el tercer "récordman" del año pasado, esta vez al artista vivo más cotizado, Jeff Koons, también se llevó un buen pellizco en esta sesión, con los 33,76 millones logrados por su escultura en acero y rellena de bourbon, "Jim Beam - J.B. Turner Train", 25 millones por debajo de su plusmarca y con el atenuante de que esta obra tendrá que pasar primero por la exposición que ha previsto el museo Whitney de Nueva York sobre el autor en verano.

Además del de Newman, la sesión alumbró tres récords personales más para artistas estadounidenses: Alexander Calder, Joan Mitchel y Joseph Cornell.

El primero consiguió que uno de sus muy famosos y reconocibles móviles, Poisson volant (pez volador), se vendiera por 25,92 millones de dólares, más del doble de lo esperado. La segunda lo consiguió con los 11,92 millones de un óleo sin título.

Por su parte, Joseph Cornell vivió una noche curiosa: también consiguió su propio récord al vender Penny Arcade Portrait of Lauren Bacall por 5,3 millones y superarse a sí mismo minutos después al alcanzar en la puja 7,78 millones de dólares su Medici Slot Machine.

Las cifras también fueron mareantes para un Rothko datado en 1952, que alcanzó los 66,24 millones de dólares, para un Basquiat sin título que alcanzó los 34,8 millones; un abstracto pintado en 1990 por Gerhard Richter, que se adjudicó por 29,28 millones de dólares) y la obra "If you", de Christopher Wool (23,68 millones)

Por precios nada desdeñables se adjudicaron el óleo sobre lienzo de Clyfford Still "PH-1033" (17,5 millones) y "Elegant Lady" de Jackson Pollock (11,36 millones).

Mañana, Sotheby's tomará el relevo a Christie's en las pujas multimillonarias, con un codiciado Popeye de Jeff Koons capitaneando una oferta que volverá a contar con Andy Warhol, Jean Michel-Basquat, Rothko o Richter.