Bandas de jazz femeninas, una historia olvidada

“Los logros de estas mujeres habían estado sepultados, eran como un secreto escondido que tuvimos que destapar”, afirma la directora en entrevista.
La película aborda las dificultades a las que se enfrentaron diversas instrumentistas en los años 30 y 40.
La película aborda las dificultades a las que se enfrentaron diversas instrumentistas en los años 30 y 40. (Eduardo Salgado)

México

Judy Chaikin tocaba trompeta y piano en la escuela primaria y, a los 13 años, era la única chica en la banda. Esto no era muy agradable para ella porque los niños no querían mujeres en el grupo. En parte por ello desistió de la música, pero también porque su destino estaba en otra parte.

Convertida en cineasta, su trabajo se ha centrado en temas sociales, como el documental Legacy of the Hollywood Blacklist (Legado de la lista negra de Hollywood), dedicado a los actores acusados de supuestas actividades comunistas, o Pastores, cinta sobre un grupo de teatro que cada año presenta una pastorela en español en diferentes lugares de Nuevo México.

Casada con un músico, Chaikin ha estado cerca del ambiente de las bandas, en las que advirtió que no había mujeres. Un día, una amiga le llamó por teléfono para decirle: "Conocí a una mujer anoche, tiene 85 años y dice que fue baterista profesional". Chaikin le respondió: "No hay tal cosa como una baterista profesional", a lo que su amiga replicó: "Sí, fue baterista en una banda de puras mujeres".

Aunque había vivido entre músicos, Judy se dio cuenta de que sabía muy poco de que hubieran existido orquestas de puras mujeres en el jazz. Se puso a investigar y allí estaba Jerrie Thill, baterista en una banda de mujeres muy popular en los años 30 y 40. "Eso me abrió los ojos —dice la cineasta en entrevista—. Pensé: el tema es muy interesante, me pregunto si hubo otras mujeres. Así surgió el documental The Girls in the Band".

Además de testimonios visuales de los años 30 y 40, el documental que ha sido premiado en varios festivales reúne entrevistas con muchas de las sobrevivientes de aquellos años. Se hace referencia a Roz Cron, Dottie Dodgion, Clora Bryant, Melba Liston, Marian McPartland, Viola Smith, Mary Lou Williams y muchas más. También hay testimonios de artistas contemporáneas, como Geri Allen, Jane Ira Bloom, Carla Bley, Esperanza Spalding y Anat Cohen, y de hombres, como Herbie Hancock y Billy Taylor.

La documentalista cuenta que las orquestas de mujeres fueron muy populares "cuando los hombres se habían ido a la segunda guerra mundial. Tuvieron muchas oportunidades para tocar, se volvieron muy populares y realizaban muchas giras. Pero al terminar la guerra, los hombres regresaron y retomaron sus posiciones. Como no había trabajo para ellas, volvieron a sus actividades como amas de casa".

Realizar la investigación para The Girls in the Band fue difícil porque "no se ha escrito sobre muchas de estas jazzistas, así que tuve que hablar con otras mujeres que las habían conocido, así como contactar a sus familias y gente que las había escuchado. Poco a poco recopilé información en artículos de periódico, revistas, archivos familiares y busqué en archivos fílmicos. Hay muy pocos documentos en video o cine porque la gente no hablaba mucho de ellas. Era como un secreto escondido que tuvimos que destapar."

The Girls in the Band tiene muchas implicaciones sociales, asegura su directora, pues pone en perspectiva "los logros de estas mujeres, cuya historia había estado sepultada y escondida". Uno de los grandes problemas a los que se enfrentaron, agrega, "fue el recibir reconocimiento a su talento. Muchos hombres las veían y decían: 'Oh, qué agradable, qué lindas, tocan bien... para ser chicas', pero no eran reconocidas. La música no conoce género, el don de la música se da igual en hombres y mujeres, pero las oportunidades no se les daban a las mujeres".

Cuando los jóvenes ven el documental, hombres y mujeres se quedan con los ojos abiertos, asegura la directora. "Entonces dicen: '¡No puedo creerlo! Nunca había escuchado sobre ellas. ¿Por qué no sabía de su existencia? ¿Dónde puedo obtener su música?'

La cineasta cita el dicho de que nadie es profeta en su tierra para asegurar que "estas mujeres eran profetas de la música, pero no son honradas en su propia tierra. Cuando terminé el documental, las mujeres que pude entrevistar estaban muy contentas —aunque algunas murieron en el curso de los cinco años que tardé en hacerlo—. Se emocionaron mucho porque por fin alguien estaba contando su historia. Muchas fueron al estreno y finalmente fueron reconocidas. Fue una gran emoción para todos".

La cineasta insiste en que no se ha dado el "debido reconocimiento a la contribución de las mujeres al jazz. Herbie Hancock dice que las mujeres tienen una forma diferente de tocar, lo que hace que otros músicos toquen de otro modo cuando están con ellas. Eso es algo bueno".

Claves
Precursoras

  • Lil Hardin Armstrong
  • Roz Cron
  • Jerrie Thill
  • Dottie Dodgion
  • Clora Bryant
  • Melba Liston
  • Marian McPartland
  • Viola Smith
  • Mary Lou Williams