El Ballet de Kiev presenta en México 'Sherezada', 'Las Sílfides' y 'Carmen'

El viernes 3 de octubre la agrupación realizará una presentación en el Centro Cultural Teatro 1, en el DF; después estará en Puebla.
Imagen de la coreografía de Filippo Taglioni.
Imagen de la coreografía de Filippo Taglioni. (Especial)

México

Con más de 145 años de historia y una reconocida trayectoria internacional, el Ballet de Kiev se presentará en el Centro Cultural Teatro 1 (antes Centro Cultural Telmex), de la Ciudad de México, el próximo 3 de octubre. Después visitará Puebla, donde actuará el día 18 en el Centro Cultural Universitario de esa ciudad.

Dirigidos por el primer bailarín Viktor Ishchuk, la agrupación, también conocida como el Ballet Nacional de Ucrania, montará los clásicos: Sherezada, suite sinfónica del compositor ruso Nikolái Rimski-Kórsakov; Las Sílfides, del coreógrafo Filippo Taglioni, y Carmen, basada en la ópera de Georges Bizet y la novela de Prosper Mérimée.

La primera puesta en escena hace referencia al cuento que aparece en Las mil y una noches, donde se narra la historia del sultán Shahriar, quien solía desposar a una virgen cada día y mandaba decapitar a la esposa de algún hombre el día siguiente. Lo hacía en venganza porque encontró a su primera esposa traicionándolo. Ya había mandado matar a tres mil mujeres cuando conoció a Sherezada.

Las Sílfides —estrenada en la Ópera de París el 12 de marzo de 1832— trata de la historia de James, un joven escocés comprometido, amado por una sílfide a la que solo él puede ver y por la cual se aleja de su novia sin darse cuenta.

El último de los montajes que presentará el Ballet de Kiev —compuesto por más de 150 bailarines que presentan cerca de 16 obras al mes— se desarrolló en Sevilla, España, alrededor de 1830, donde don José, un brigadier, se enamora perdidamente de una gitana llamada Carmen.

El director del Ballet de Kiev, Viktor Ishchuk, nos cuenta que tomaron la decisión de traer estas coreografías a México, porque creen que a la gente le gustaría ver tres propuestas distintas sobre un mismo escenario: "Carmen es dramática, La Sílfides es divertida y Sherezada es mágica. Son tres estilos diferentes de ballet que logran que haya un espectáculo muy dinámico", afirma.

En entrevista, comenta que las tres suites tienen un significado especial para la agrupación, pues son coreografías muy importantes en la historia de la danza y que forma parte desde hace mucho tiempo de su repertorio y el de otras importantes compañías del mundo.

Ante el cuestionamiento de si se consideran guardianes de la tradición dancística que precede a Europa del Este, Viktor Ishchuk responde que no, que solo es un bailarín que empezó a bailar a los diez años influenciado por su mamá.

En octubre de 2013, durante la Gala Grandes Ballets Rusos que presentó el Ballet Mariinsky en el Auditorio Nacional, se pudieron ver tanto Las Sílfides como Sherezada. Al preguntarle cuál será la diferencia escénica que ellos mostrarán en el escenario del Centro Cultural Teatro 1, el primer bailarín respondió que será el mismo espectáculo, pero con diferente propuesta escénica.

El intérprete —que se integró en 2001 a la compañía y ha sido reconocido tanto en Rusia como en Estados Unidos— comenta que el impacto social de la Compañía Nacional de Ucrania ha sido vital, pues con más de 100 años de historia se ha convertido en un referente artístico del país.

La caída del Muro de Berlín en 1989 y la posterior independencia de Ucrania en 1990 transformaron por completo el quehacer dancístico de la agrupación: "No solo cambió el ballet, también lo hizo el mundo. En el ballet se refleja la apertura política, y si bien se han respetado algunas propuestas estéticas de antes, también es cierto que hay nuevas influencias y una mayor globalización", argumenta Ishchuk.

El director de la agrupación también habla de cómo hasta el momento no les ha afectado el conflicto entre Rusia y su país. "Es un tema político que esperamos que se resuelva pronto. Hay ocho millones de ucranianos que viven en Rusia y dos millones de rusos viven en Ucrania, así que esperemos que se acabe pronto el problema".