Ballet Nacional de México da su visión de Cri-Cri

Con 43 bailarines se hizo gala de las famosas canciones del músico Francisco Gabilondo Soler en el Teatro Isauro Martínez de Torreón.
Los niños fueron cautivados, no sólo por la danza sino por el mito.
Los niños fueron cautivados, no sólo por la danza sino por el mito. (Aldo Chairez )

Torreón

El asombro fue permanente, los comentarios eran constantes, las sonrisas, las ilusiones de todos los niños que acudieron al Teatro Isauro Martínez, algunos por primera vez en su vida, los gritos eran impresionantes entre cada cuadro del espectáculo presentado por el Ballet Nacional de México con el espectáculo Cri Cri, en honor a Francisco Gabilondo Soler.

La Compañía Nacional de Danza, ofreció tres funciones con el espectáculo Cri Cri, a partir de las canciones del legendario compositor de las canciones más bellas dedicadas a la niñez.

Claudia Máynez, directora del Teatro Isauro Martínez, informó que el público lagunero respondió satisfactoriamente a la Compañía que cumple 50 años de difusión del ballet.

Cada intervención fue ovacionada por los cientos de niños, papás y profesores que corearon cada una de las canciones de Crí, desde “La Muñeca Fea”, hasta “El Chorrito”.

Máynez señaló que traer a los 43 bailarines, 4 profesoras, coreógrafo, directora de personal y demás equipo técnico y administrativo, un total de 64 personas, fue un gran esfuerzo del Teatro que se vino planeando por mucho tiempo y que se invirtió en ello un ahorro, pero valió la pena.

Ahora, los niños laguneros pudieron descubrir a un gran compositor y a sus canciones.

Los adultos también estuvieron extasiados escuchando cada una de las canciones, Claudia Máynez, directora del teatro de la avenida Matamoros, cantó todos los temas que se presentaban, el mimo José Luis Urdaibay, se sabía todo el programa y conocía por donde iban a pasar los personajes, las maestras de colegios, escuelas, casas hogar y jardines de niños que asistieron, estaban tan contentas como sus alumnos.

Fue un gran día para todos.

La magia se hizo presente en cada canción, la ilusión fue general y la calidad internacional del ballet estuvo complementada con el sentimiento de quienes sentían suyas las canciones y proyectaban la alegría, la ilusión, los temores, las sorpresas, de la niñez.

¿Quién fue Cri-Cri?

Francisco Gabilondo Soler, nació en Orizaba, Veracruz, en 1907, entre sus grandes éxitos están “Caminito de la escuela”, “El teléfono”, “Baile de los muñecos”, “Ropavejero” y “Gato de barrio”.

Desde muy pequeño mostró su afición por aprender geografía, matemáticas, astronomía, cuentos y música y en su juventud practicó la natación y el boxeo.

Llegó a la ciudad de México en 1928 en busca de cumplir su sueño de estudiar astronomía. En ese mismo año ingresó al Observatorio Nacional como voluntario, pero lo dejó por falta de recursos económicos.

En 1932 se inició en la estación de radio XYZ con un programa humorístico y de crítica social, por el cual se ganó el apodo de El guasón del teclado.

Posteriormente tuvo la oportunidad de presentar canciones para niños.

El 15 de octubre de 1934 inició una emisión de 15 minutos y sin patrocinadores en la XEW, en la que narraba historias sobre animales y otros personajes.

Entre las canciones que interpretó durante el primer programa estuvo “El chorrito”.