El Ballet de Holanda logró reunir un público conocedor

El espectáculo duró cerca de dos horas.
El Ballet Nacional de Holanda interpretó un ambicioso programa que duró más de dos horas.
El Ballet Nacional de Holanda interpretó un ambicioso programa que duró más de dos horas. (Nacho Reyes)

Guadalajara

Esta noche fue la primera de tres funciones que presentará el Ballet Nacional de Holanda en el Teatro Diana. Como primera vez en el país, la compañía dirigida por Ted Brandsen interpretó un ambicioso programa que duró más de dos horas.

Entre el público se encontraban Myriam Vachez Plagnol, Secretaria de Cultura del estado de Jalisco, Joao Rodríguez, director de Museos y Exposiciones de la SC, y Dariusz Blajer, director del Joven Ballet de Jalisco, además de algunos de sus bailarines.

Ante un silencio absoluto, salió a escena Vito Mazzeo, quien representó al ángel en las últimas cuatro canciones de Richard Strauss. Las composiciones, cuatro de los últimos lieder que hizo el alemán antes de morir, se recopilaron póstumamente y se han interpretado juntas desde su estreno en 1977.

Con un telón clásico representando un paisaje bucólico, las cuatro parejas combinaron perfectamente sus atuendos con el paisaje. Su interpretación brilló por la naturalidad de los movimientos, delicados y precisos, ideados por Rudi van Dantzig, quien fuera el director de la compañía por más de 20 años. La perfección alcanzada al inicio del programa fue un adelanto de lo que sucedió después.

Luego de esta primera pausa, vinieron seis piezas con coreografía de Hans van Manen, coreógrafo residente del Ballet de Holanda, con las que demostraron el carácter más moderno y atrevido del ballet. “Two Gold Variations” de Jacob ter Veldhius y “Variations for two couples”, de autores como Benjamin Britten y Astor Piazzola, “Tarantella” de Balanchine y hasta un “Fandango” de Don Quijote.

Este jueves y viernes hay más funciones a las 20:30 horas en el Teatro Diana, en 16 de septiembre 710. Entradas de 350 a 1400 pesos.

GPE