La Azotea Cósmica invita a viajar al pasado de la Contracultura en México

Rinden homenaje al escritor Enrique Marroquín con una charla y concierto en el que estarán presentes rockeros que acudieron al legendario Avándaro.
Sergio Fong, coordinador de las actividades de la Azotea Cósmica
Sergio Fong, coordinador de las actividades de la Azotea Cósmica (Cortesía)

Guadalajara

La Azotea Cósmica abre hoy sus puertas a una reflexión sobre las raíces de la Contracultura en el México y lo hace rindiendo un homenaje a Enrique Marroquín, uno de los autores que más ha escrito sobre este tema en el país, según anuncia Sergio Fong, director de La Rueda Cartonera y coordinador de actividades del espacio mencionado. Además de la charla de hoy, mañana se tiene en este mismo espacio la actuación de Francisco Barrios El Mastuerzo, ex integrante de Botellita de Jerez, su hija Sabina Barrios y el grupo Canción de Resistencia.

Fong señala que la charla titulada Reverberaciones de la Contracultura es eso, “una reverberación y una vuelta de tuerca hacia atrás para conversar sobre el tema de la Contracultura en México.

El maestro se encuentra en la ciudad y aprovecharemos para hacerle un pequeño homenaje, vendrán personas que estuvieron en el legendario Concierto de Avándaro, habrá un músico sorpresa de aquellos tiempos que hará una intervención musical, es un invitado de Marroquín”.

El escritor y promotor detalla que en la charla de hoy estarán también Yombin, quien es coleccionista de discos, Pepe Becerra, considerado la enciclopedia de la contracultura en México, Jesús Zamora, estudioso de los movimientos urbanos aquí en Guadalajara, quien ha retomado la parte de la juventud como
una cuestión teórica y está Jaime Torres, doctor en Filosofía, entre otros invitados.

Fong dice que para quien no conoce la obra de Enrique Marroquín, “hablamos de un promotor legendario de la Contracultura en el país ya que estuvo participando en la revista Piedra Rodante que tuvo varios números en los años 70-71 y que se terminó gracias a que la prensa oficial de aquellos tiempos luchó para que saliera de la vida cultural debido a la información que traía para jóvenes que tenían la avanzada contracultural que hablaban de la cultura hippie, el movimiento del 68 y que proponían una forma de vida que iba en contra de la que proponía el estado en ese tiempo".

Por su parte, Javier Torres asegura que los textos de Enrique “en especial su libro La contracultura como protesta inauguraron una forma de concebir este movimiento de los años 60, es el primero que escribe sobre este fenómeno. 

Es una respuesta a la hipótesis de Herbert Marcuse del libro El hombre unidimensional, en el que el autor decía que había fuerzas opositoras a los sistemas
totalitarios de las sociedades civiles avanzadas que no las veía en el movimiento obrero y ni en las fuerzas revolucionarias que los marxistas creían en aquel entonces.

Marroquín descubre a esas fuerzas opositoras que surgen de la contracultura, de los jóvenes. Es un tipo de filosofía diferente a la que planteaba la izquierda
marxista, que incluso calificaban de colonizados culturales a los jóvenes porque pensaban que practicaban una especie de escapismo al refugiarse en el arte, las sustancias psicotrópicas y la música.

Esas reverberaciones y esos ecos los encontramos hoy en día en los planteamientos de los jóvenes de hoy tal vez con otros coordenadas diferentes a las de
aquellos años pero siempre con ciertos paralelismos”, señala el experto.

De acuerdo con Fong, la Azotea Cósmica “es un foro donde nos reunimos algunos cuates que nos dedicamos a esto que es la cultura emergente y hacemos
eventos alternativos: Presentaciones de libros, lecturas de autor, algún concierto de amigos que no tienen un lugar dónde tocar, convocan a los cuates y
hacemos ese espacio, hacemos conferencias”.

El lugar inició actividades el año pasado en agosto para festejar los seis años de La Rueda Cartonera, que está dentro del movimiento latinoamericano de las editoriales artesanales cartoneras y que también dirige Fong. El lugar se encuentra en Pavo 162 esquina con López Cotilla.