Avanzan con estudio de las huellas de Cuatro Ciénegas

La investigadora Yuri de la Rosa dijo que en un comienzo se detectaron nueve pisadas, pero hoy se conocen 17.
Un grupo de investigadores del INAH revisa la zona coahuilense.
Un grupo de investigadores del INAH revisa la zona coahuilense. (Especial)

Monterrey

Las piedras no nos dejan mentir. Hace más de 10 mil años un grupo de hombres y mujeres caminaban por senderos pantanosos en lo que hoy conocemos como Cuatro Ciénegas, en Coahuila.

Aquellas personas dejaron en total cerca de 17 huellas impresas sobre la roca. Sus pies tienen una medida aproximada de 27 centímetros lo que hace suponer a los especialistas que medían más de 1.70 de estatura.

El descubrimiento de este registro, ocurrido en el 2006, puso a Cuatro Ciénegas en la mira de especialistas nacionales e internacionales pues se trata de uno de los registros más antiguos de la presencia humana en el norte de México.

Yuri de la Rosa, arqueólogo e investigador del centro INAH Coahuila, detalla que los trabajos en la zona se han mantenido desde el hallazgo de las huellas. En un comienzo se detectaron nueve pisadas pero hoy se conocen 17.

“Estimo que apenas hemos trabajado el 50 por ciento de la zona, podrían haber más”, opina el investigador.

Tras el hallazgo de una osamenta en un cenote de Yucatán con una antigüedad de 12 mil 900 años, el arqueólogo señala que este tipo de descubrimientos no son tan comunes en México.

Yuri de la Rosa forma parte de un cuerpo de investigadores del INAH que estudian la presencia tempana del hombre en México.

Además de las huellas ubicadas en Cuatro Ciénegas el especialista resalta evidencia descubierta en la Cueva Espantosa, también en este municipio, donde se han hecho excavaciones desde la década de los 50 del siglo pasado.

“En la cueva de la Espantosa el arqueólogo norteamericano Walter Taylor analizó un cropolito humano allá por la década de los 50, el cual dató en 10 mil 500 años de antigüedad”.

Contar la historia de los primeros pobladores de la región sigue siendo el reto para los especialistas del norte de México.

Es a partir de la llegada de los españoles a la zona norte de México cuando se empieza a narrar la historia ignorando la estadía del hombre durante miles de años previos.