Avanza conservación de archivo de Aurelio Escobar

Son mil 400 piezas fotográficas ha recibido tratamientos en la Fototeca Nacional.
El 80 por ciento del acervo que asciende a cerca de mil 400 piezas fotográficas ha recibido tratamientos de conservación.
El 80 por ciento del acervo que asciende a cerca de mil 400 piezas fotográficas ha recibido tratamientos de conservación. (Cortesía)

Pachuca

En los primeros días de 2014, la Fototeca Nacional recibió el Fondo Aurelio Escobar Castellanos, una de las colecciones más completas, en términos visuales y técnicos que le han sido donadas en los últimos años.

En lo que va del año, el 80 por ciento del acervo que asciende a cerca de mil 400 piezas fotográficas ha recibido tratamientos de conservación. Se trata de un conjunto de imágenes que guarda "sorpresas" dado el carácter inédito de muchas de ellas, sobre todo las correspondientes al periodo revolucionario.

De acuerdo con información del INAH, el que varias imágenes del Fondo Aurelio Escobar sean desconocidas, se debe a la naturaleza de su trabajo de estudio, pues no se puede considerar como un fotógrafo de prensa. La mayor parte de su labor está ligada al estudio de su sobrino Heliodoro Juan Gutiérrez Escobar (10 años mayor que él), que tuvo sus orígenes como casa amplificadora de retratos.

Gutiérrez tuvo la oportunidad de hacer retratos a Porfirio Díaz. Asimismo, Aurelio Escobar se relacionó con la elite maderista durante la Toma de Ciudad Juárez, cuando él se encontraba en el lugar por una convención de fotógrafos que había organizado The Eastman School of Professional Photography, entre el 9 y el 11 de mayo de 1911.

Aurelio Escobar generó una memoria gráfica del maderismo, hasta el asesinato del presidente. Después viajaría a Estados Unidos, regresaría unos días antes de la Decena Trágica, y volvería al país del norte. Su retorno a México se dio a la caída del régimen de Victoriano Huerta. A partir de ahí su labor sería apreciada lo mismo por carrancistas, que por villistas y zapatistas.

Entre los hallazgos del fondo fotográfico también se encuentra una imagen de 1914, que corresponde a una entrevista que sostuvieron Zapata y Gerardo Murillo El Dr. Atl, quien —a solicitud de Carranza— le pedía a don Emiliano sumarse a la Soberana Convención Revolucionaria.

El equipo del Departamento de Conservación de la Fototeca Nacional, comandado por Rosángel Baños Bustos, también ha comenzado a descubrir los tesoros del Fondo Aurelio Escobar Castellanos, mientras dictamina, limpia y estabiliza las piezas que lo componen.

La calidad de las imágenes del Fondo Aurelio Escobar se observa desde las más tempranas realizadas en las primeras décadas del siglo XX, hasta la que data de mediados de la misma centuria. Lo mismo un retrato de novia de estilo pictorialista virado al sepia, que fotografía comercial y panorámicas de grupos sindicales, o un álbum de vistas de Río de Jainero, Brasil, de tono verde azulado que data de los años 50-60 del siglo pasado.

Juan Carlos Valdez Marín, director del Sistema Nacional de Fototecas, refirió que por regla en la Fototeca Nacional primero se conservan las fotografías, luego se catalogan y finalmente se digitalizan. Proceso que respalda la preservación y difusión del acervo en cuestión.

"Primero se realiza una conservación preventiva que garantice la permanencia de la pieza a través del tiempo, posteriormente se documenta para conocer qué, quién o dónde es el hecho que está registrado en la placa. Por último, la digitalización permite un acceso más rápido y eficiente a través de nuestro catálogo en línea".

Luego de realizar un estudio técnico del conjunto a manera de un historial clínico, las expertas en conservación Deysi Galván Téllez y Adilein Castelán Téllez, con las manos enfundadas en guantes de plástico inerte, realizan una limpieza superficial valiéndose de brochas de pelo suave, perillas de aire y borradores de migajón.

En el caso de los negativos de vidrio que presentan roturas o mutilaciones se lleva a cabo el proceso de encapsulado, que consiste en sellar el negativo junto con un vidrio de un grosor de 2 mm, el cual también lleva materiales libres de ácido que evitarán que continúe su deterioro.

CLAVES

En los próximos meses el equipo del Departamento de Conservación de la Fototeca Nacional concluirá el 100 por ciento del Fondo Aurelio Escobar Castellanos.

Posteriormente será catalogado y digitalizado para que los interesados descubran la mirada de un fotógrafo que, poco a poco, ha ido ocupando el puesto como uno de los hacedores de la memoria gráfica de México.

Cuando se trata de impresiones con algún faltante, éste se reintegra con papel japonés y adhesivos orgánicos, lo que refuerza el soporte y evita un daño abrasivo mayor a la imagen.