Avalan método que regenera arterias con células madre

El proceso para extraerlas de la médula ósea tarda al menos tres semanas, mientras que con este novedoso tratamiento solo se necesita una hora y media.

Managua

El jefe de investigación de la universidad Case Western Reserve de Cleveland, Estados Unidos, el colombiano Diego Correa, validó la creación exitosa en Nicaragua de nuevas arterias a partir de células madre obtenidas de tejidos grasos de los mismos pacientes.

“Nicaragua tiene la estructura, el equipo médico y los pacientes para lograrlo”, señaló Correa en rueda de prensa, quien es reconocido como un especialista en las técnicas con células madre.

Recientemente el Centro de Medicina Celular del Hospital Metropolitano Vivian Pellas (HMVP), de Managua, anunció que había logrado crear, de manera exitosa, nuevas arterias a partir de células madres obtenidas de la grasa, lo que es considerado una novedad en la medicina mundial.

Gracias a ese método una mujer con diabetes volvió a caminar y una sobreviviente de cáncer recuperó su pecho.

Gertrudis Rugama, de 57 años, quien padece de diabetes tipo 2, tenía como consecuencia de la enfermedad pie y neuropatía diabética en su pierna derecha, además de gangrena.

Por ello fue sometida al tratamiento con células madre con el que se logró cosechar 100 millones de células vivas que se inyectaron en su pierna y alrededor de la úlcera, logrando eliminar el dolor en tan solo 48 horas y cerrar por completo la úlcera en aproximadamente seis meses, informó el HMVP en su página de Facebook.

Esta es “la primera vez a escala mundial” que se logra regenerar una arteria con células madre extraídas de la grasa, y no de la médula ósea, como se hace actualmente en Alemania y en algunos países asiáticos, explicó el cirujano plástico Arturo Gómez, tras difundir el caso de la mujer el pasado 19 de marzo.

Señaló que el tratamiento con células de la médula ósea es un proceso que tarda al menos tres semanas, mientras que la extracción de células madre de la grasa del paciente dura hora y media y es efectivo en personas con riesgo de amputación.

La extremidad de la mujer “fue salvada y ya no siente dolor”, destacó el médico, quien anunció que el caso será reportado a la comunidad médica mundial para que otros pacientes puedan beneficiarse.

La clínica de Medicina Celular del HMVP también logró regenerar las arterias de una mujer de 54 años que no podía caminar más de 10 metros a causa de una claudicación intermitente en las arterias.

También “hemos hecho reconstrucción de mamas amputadas por cáncer en pacientes que han sobrevivido a la enfermedad y en mujeres que nacieron sin mamas”, además se han reconstruido tejidos blandos de manos con secuelas de quemaduras, añadió el médico.

La técnica también se ha aplicado exitosamente a dos niños que nacieron con el rostro plano y deformado, un problema congénito conocido como síndrome de Treacher-Collins.

El investigador clínico del Centro de Medicina Celular, Arturo Gómez, dijo que actualmente hay un estudio clínico que incluye a 60 pacientes tratados con células madre en Nicaragua.

Entre las ventajas del tratamiento con células madre es que tarda menos de dos horas, reconocen el tipo de lesión, multiplican los vasos sanguíneos, generan rápida cicatrización, y hacen que las células sean más resistentes y se regeneren, explicó Correa.

 El Hospital Metropolitano Vivian Pellas, ubicado al sur de Managua, forma parte de los 388 hospitales que poseen la distinción de la Joint Commission International (JCI), una certificación que lo ubica entre los de más alta calidad en el mundo.

• • •

Fraudulenta investigación publicada en Nature

Los datos de una investigación sobre células madre denomidadas STAP ampliamente elaborada por un laboratorio japonés que recibe fondos del gobierno de Tokio fueron falsificados, informó el laboratorio.

La principal investigadora del laboratorio fue la responsable de la falsificación. Los resultados del estudio presentados por el Centro para el Desarrollo Biológico de Kobe, en el occidente de Japón, fueron vistos como un método potencialmente revolucionario para tratar enfermedades como el mal de Parkinson y la diabetes mediante el uso de un simple procedimiento de laboratorio.

Científicos del instituto dijeron que importantes discrepancias en el estudio, publicado en enero en la revista, tuvieron su origen en datos falsificados. Indicaron que la investigadora Haruko Obokata, autora principal del estudio, manipuló las imágenes de fragmentos de ADN usados en la investigación.

Los científicos dijeron que otros tres coautores de los estudios no participaron en la falsificación; sin embargo, son “profundamente responsables” de no verificar los resultados de la investigación. Las discrepancias en la información emergieron como líneas anómalas en una imagen de fragmentos de ADN.

La comisión no indicó si las células, llamadas STAP, existen.

Tokio/AP

• • •



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]