Autopista solar capta energía y agua de lluvia

Además de producir luz, cuenta con los elementos para almacenar agua; tiene focos led para las señales de tránsito y su calor derrite hielo y nieve.

Washington

Modernidad y ecología definen la Solar Roadways,  proyecto de una autopista que cambia el asfalto oscuro por paneles solares con focos led, los cuales marcan la división de carriles y otras señales vehiculares, y que, además de generar electricidad, también recolecta el agua de lluvia y derrite el hielo y la nieve del camino.

La carretera hecha de paneles solares fue creada por el inventor Scott Brusaw, la cual podrá ser instalada no solo en los caminos, sino en los estacionamientos, ciclovías e incluso en canchas deportivas.

Sus creadores destacan los enormes beneficios que se tendrían al usar este tipo de vialidad en Estados Unidos, ya que afirman que tiene el potencial de generar más de tres veces la cantidad de energía que es utilizada en ese país.

En su página web (http://www.solarroadways.com) se pueden ver varios videos en los cuales se muestran los diferentes usos que se le pueden dar a su trabajo.

Destaca que cada parte que compone la Solar Roadways tiene una función importante que impulsa la ecología, la economía e incluso la modernidad.

Brusaw, un ingeniero electricista radicado en Idaho, Estados Unidos, asegura que los paneles hexagonales pueden soportar el desgaste del clima y el paso de cuarquier vehículo al tiempo que generan electricidad.

“Es necesario reconstruir nuestra infraestructura”, anadió Brusaw, el jefe de la compañía Solar Roadways.

Brusaw dijo que, además de generar electricidad, los paneles solares pueden derretir hielo y nieve, así como presentar mensajes de advertencia o separadores de carriles con luces led.

Otra finalidad de este sistema de iluminación es darle mejor visión a quienes conducen de noche, ya que los focos de los paneles se prenden automáticamente cuando una persona u animal pisan sobre el camino.

La autopista también cuenta con un sistema para reunir el agua de lluvia y almacenarla.

Para demostrar el concepto, la compañía ha creado en su sede un estacionamiento con 108 paneles solares. Los vehículos que pasan sobre ellos no los han dañado, lo cual se suma a las pruebas que se han hecho en diversas instalaciones de ingeniería civil de Estados Unidos, resaltó Brusaw.

En su proyecto hay “algo para los gustos de todos. Les gusta tanto a los ecologistas (…)  como a los que niegan el cambio climático porque crea empleos”.

Aunque algunos lo consideran estrafalaria, el proyecto ya ha recaudado 850 mil dólares del gobierno federal y más de 2 millones del público a través de una página de internet donde se solicitó apoyo para que la autopista se haga realidad.

La Asociación Industrial de Energías Solares, una cámara empresarial que tiene su sede en Washington, dice que proyectos como Solar Roadways abren “mercados especializados” en el sector de las energías alternativas, que está pasando por un boom.

“Representan el tipo de innovación creadora que aborda el diseño y la energía, a la vez que pone de manifiesto la diversidad de las aplicaciones solares”, destacó el vicepresidente de la asociación, Tom Kimbis.


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]