Reivindican a Aurora Reyes, artista “borrada” de la historia

El lunes se abre una exposición de la muralista en la estación Bellas Artes del Metro; en los 70 rechazó la propuesta de Luis Echeverría para dirigir el recinto de mármol.

México

Aurora Reyes, la primera mujer muralista en México, ha sido "vetada" y hasta ahora no ha tenido el reconocimiento que merece en museos y recintos culturales, asegura su nieto Héctor Godoy, quien sostiene que prácticamente fue "borrada de la historia cultural del país".

El próximo lunes 9 de marzo, en el contexto de la celebración del Día Internacional de la Mujer, se le rendirá un homenaje a través de la primera exposición que mostrará su trabajo como muralista y como luchadora social.

Nacida en Hidalgo del Parral, Chihuahua, el 9 de septiembre de 1908, y fallecida en la Ciudad de México el 26 de abril de 1985, de esta mujer, que pintó su primer mural en 1936 y que fue vetada por Luis Echeverría Álvarez, se montará la muestra Aurora Reyes (1908-1985). Muralista Mexicana, en el Metro Bellas Artes del Sistema de Transporte Colectivo.

La promotora del derecho al voto de la mujer tuvo la capacidad y la entereza de subirse a los andamios cuando eran destinados a los hombres; en 1936 pintó su primera obra monumental en el Centro Escolar Revolución: Atentado a maestras rurales.

"Esta obra la hizo tras los atentados que sufrieron los maestros a raíz de que en la Constitución de 1917 se estableció la educación laica y gratuita, situación que desencadenó la llamada Guerra Cristera, impulsada por el clero y que, entre otras cosas, propició el atentado contra la vida de muchos maestros", explica Godoy.

Los bocetos y dibujos preparatorios de esta obra monumental, así como documentos que dan cuenta del proceso creativo de la artista —era sobrina de Alfonso Reyes—, serán mostrados en esta exposición.

"La muestra presentará, además de la reproducción del Atentado a maestras rurales, de 1936, los murales El primer encuentro, de 1978, y Presencia de los maestros en los movimientos históricos de la patria, de 1962. Serán acompañados por 23 bocetos realizados en técnicas mixtas, tinta, carbón y lápiz sobre papel. Esas obras dan cuenta del proceso de creación de Aurora Reyes, además de fotos personales y un breve documental sobre su vida y obra".

Godoy, curador de la exposición, recuerda que el interés de la artista por el muralismo la llevó a pintar en la década de los sesenta cuatro murales muy grandes en el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, en la calle de Belisario Domínguez 32, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, "y luego de años de haber estado relegada, hizo su último mural en 1978, en la delegación política de Coyoacán, en la sala de cabildos".

Godoy señala que es muy importante la reaparición de Reyes por la vigencia de su obra.

Artista incómoda

Militante del Partido Comunista y de la Liga de Escritores y Artistas Revolucionarios, trabajó para plasmar en la educación muchos de los principios revolucionarios. Además, impulsó la creación de las primeras guarderías y luchó porque la mujer tuviera derecho al voto. Por lo anterior fue una artista incómoda para el sistema.

"Utilizó la pintura mural y su poesía como una herramienta para reivindicar a la mujer", refiere Godoy, quien agrega: "Es un personaje desconocido para mucha gente. La razón está en que, al principio, cuando Luis Echeverría Álvarez era muy joven y no era nadie, la abuela Aurora lo adoptó y lo presentó en el círculo intelectual de la época, con figuras como Carlos Pellicer y Frida Kahlo. Ese joven político fue escalando y llegó a ser secretario de Gobernación durante la presidencia de Gustavo Díaz Ordaz. Aurora nunca le perdonó a Luis lo ocurrido el 2 de octubre de 1968".

Godoy cuenta que cuando asumió la Presidencia de la República, "lo primero que hizo Echeverría fue ir a buscar a la abuela a su casa estudio de Coyoacán, y le dijo: 'Cachorra, te quiero para que seas la primera mujer directora de Bellas Artes de este país', pero ella le respondió: 'Yo no hago trato con asesinos', y le cerró la puerta en la nariz con una mentada de madre. Y eso le costó a Aurora Reyes muy caro: fue borrada de la historia cultural de este país".

Escándalo

-Durante la inauguración de la muestra de Aurora Reyes, organizada por el Salón de la Plástica Mexicana, el director de Televisión Educativa, Fausto Alzati, censuró un poema de la artista porque supuestamente ofendía al presidente Enrique Peña Nieto. El funcionario se disculpó y luego renunció.

-El 19 de marzo se montará una exposición de la muralista en el Museo Pedro Coronel, en la Semana Cultural de Zacatecas. Después viajará a Tamaulipas, Coahuila y Chihuahua, donde se enriquecerá con esta muestra de su obra mural.