"Atopía", un asomo poético a expresiones de lo diferente

El público ya puede apreciar la exposición que representa la primera escala latina de la TBA21, la colección de arte contemporáneo de la Archiduquesa de Austria, Francesca de Habsburgo. Entre los ...

Guadalajara

Atopía. Migración, legado y ausencia de lugar, es el título de la exposición que a partir de hoy, y hasta octubre próximo, podrá apreciar el público en el Museo de Arte de Zapopan (MAZ). La opción es por demás especial si se considera que se trata de la visita de una serie de piezas y propuestas de expresión contemporánea que forman parte de la Thyssen Bornemisza Art Contemporary (TBA21), la colección de arte contemporáneo de la Archiduquesa de Austria, Francesca de Habsburgo, con sede en Viena y se trata de la primera escala de la prestigiosa colección no sólo en México sino en toda América Latina.

Son 25 las piezas –incluyendo instalaciones-, creadas por 19 artistas de diversas partes del mundo, entre ellos dos mexicanos, las que el espectador podrá admirar a detalle y en muchos de los casos, interactuar.

La colección tiene como eje central plantear diversas lecturas sobre aquello que es diferente, lo inclasificable. Para el estadunidense Brad Kahlhamer, uno de los primeros artistas en aterrizar a la ciudad –llegó el sábado pasado-, la exposición propone “un asomo poético, abierto a todas las lecturas, ligeras o profundas, a reflejos de la diferencia en diversos contextos”.

En su caso, participa con Bowery nation, una instalación colocada en uno de los primeros pasillos del MAZ, enlazada a un muro en el que ha colocado dibujos, pinturas y hasta calaveras de cartón que hacen referencia a la “celebración de la vida que tiene lugar en una región como Rapid City, en Phoenix, Arizona. Ahí, una tribu suele celebrar, a su manera, la muerte, como parte del ciclo de vida”, señala.

El artista, quien creció enlazado a México debido a la frontera de su tierra natal con Nogales, Sonora, explica que viajar por el mundo presentado obras e instalaciones, lejos de aburrirle “me parece un privilegio, una oportunidad de ver rostros interactuando con mi trabajo, hasta un comentario en contra de mi obra me hace bien. Desde niño tuve inquietudes artísticas, siempre crecí admirando la libertad que brinda el arte y vivir del arte. De chico admiraba a un artista extravagante que echaba a andar su Jeep y se instalaba en el desierto a pintar”, comenta.

Respecto al resto de la oferta artística, en la que se incluyen creaciones de figuras como Jonathas de Andrade, Allora & Calzadilla, Taysir Batniji, John Bock, Monica Bonvicini, Paulo Nazareth, Walid Raad The Atlas Group, Do Ho Suh, la dupla cubana Los Carpinteros y Álex Rodríguez, por mencionar algunos, “es importante que vengan todo, la curiosidad es el primer lazo con el arte. A mí me interesan todos los segmentos, los profesionales, los críticos, pero también los que comienzan a crear arte y los que simplemente están aquí haciendo tiempo pero logran perderse en una pieza o acompañan a alguien y la visita se convierte en una aventura”.

Respecto a aquello que el público podrá apreciar, explica que la exposición se enfoca en lo opuesto a los procesos de agregación y homogenización, para demostrar que una colección de arte, en el siglo XXI, se construye alrededor de diversas experiencias de diferencia y eso incluye interacción con el público.

Vale la pena precisar la participación de los artistas mexicanos Abraham Cruz Villegas y Mario García Torres. Este último presentará un video sobre el fallido proyecto de construcción de un Museo Guggenheim en Guadalajara.

Atopía. Migración, legado y ausencia se inauguró ayer en ceremonia privada.