La ‘Atenas veracruzana’ recibe al Hay Festival Xalapa

El Hay Festival Xalapa apuesta por consolidarse como un espacio para el diálogo cultural, en el que se pueda conversar sobre diferentes temas.
Las actividades se van a desarrollar sobre todo en la Casa del Lago y en el Teatro del Estado.
Las actividades se van a desarrollar sobre todo en la Casa del Lago y en el Teatro del Estado. (Especial)

Xalapa

Sin una inauguración formal, las actividades del Hay Festival Xalapa comenzaron sin contratiempos, con la llegada de la mayor parte de los escritores a la llamada “Atenas veracruzana”.

Un programa que apuesta por consolidarse como un espacio para el diálogo, en el que se pueda conversar sobre diferentes temas, “que nos incumben a todos, a través de la literatura”, a decir de Cristina Fuentes La Roche, director del Hay Festival para Latinoamérica, quien reconoció que en años anteriores habían puesto mucha atención a los problemas de violencia e inseguridad que se viven en diferentes regiones del país.

“Siempre nos han garantizado la seguridad, nunca hemos tenido problema alguno, todo lo contrario, y lo más maravilloso del festival es cómo se disfruta, incluso en los momentos complicados para el país, y es que no debemos olvidar que es un país con una riqueza cultural impresionante, con una juventud llena de ansias de saber, de conocer, de compartir.”

Entre los invitados a la tercera edición del Hay Festival Xalapa se encuentran los premios Nobel Dereck Walcott y Jody Williams, además de Ernesto Cardenal, Eliot Weinberger, Sergio Ramírez, Luisa Valenzuela, Rafael Chirbes, Antonio Deltoro o Vicente Molina Foix, por mencionar sólo a algunos.

Las actividades se van a desarrollar sobre todo en la Casa del Lago y en el Teatro del Estado, siendo lo más importante llamar la atención de los jóvenes para establecer el diálogo con los autores invitados, bajo el convencimiento de que el Hay Festival Xalapa, que culminará el próximo domingo, es un espacio para el intercambio vivo y auténtico.

“La conversación, el acto de compartir la palabra es un hecho de tolerancia y de solidaridad. Y compartir la palabra escrita es muy importante en todas las sociedades: que pueda cambiar al mundo, no sé, pero puede cambiar personas, formas de ver el mundo, perspectivas, puede crear semillas y eso es indudable”, aseguró Cristina Fuentes La Roche.