Arzobispo de Oaxaca afirma que no encubrió a pederasta

Desde que llegó a la prelatura enfrenta “mafias internas”, afirma; en tanto el vocero señaló que Merino fue separado por romper el voto de castidad.
El prelado José Luis Chávez Botello.
El prelado José Luis Chávez Botello. (Alicia Chávez Cortez/Notimex)

Oaxaca

El arzobispo de la diócesis de Oaxaca, José Luis Chávez Botello, se defendió de las acusaciones que han emitido contra él algunos sacerdotes y dijo que su labor en la Iglesia de ese territorio ha sido solo para "depurarla y generar sangre nueva".

Recordó que cuando llegó a la prelatura tuvo que enfrentar "mafias internas" que tenían control de las principales parroquias y que cometían abusos e irregularidades que poco a poco ha ido depurando para darle una nueva luz a la Iglesia de Oaxaca.

Chávez Botello se defendió de las acusaciones vertidas por un grupo de curas que denunciaron actos de pederastia.

En primer lugar, dijo, "la grey católica actuó para no permitir la impunidad y ayudó a sancionar al párroco Gerardo Silvestre", quien enfrenta un proceso judicial ante las instituciones locales por abusar sexualmente de mas de 100 niños.

Por otro lado, Chávez afirmó que la Iglesia de Oaxaca ha sido difamada y calumniada por un sacerdote que perteneció a dicho presbiterio y que fue sancionado y separado de sus funciones por incurrir en "conductas irregulares", refiriéndose a la queja que hizo pública Apolonio Merino sobre el pederasta.

Ayer Merino señaló que el arzobispo protegió al sacerdote pederasta, pero Chávez rebatió que sí colaboraron con las autoridades y que no va tolerar esos actos "por que nadie tiene derecho a dañar la integridad de las niñas, niños y adolescentes".

No obstante, abundó: "Nadie tiene derecho a dañar la honorabilidad y la buena fama de las personas, por lo que con la misma energía condenamos la mentira", dijo refiriendose a Merino.

Chávez afirmó que en apego de sus atribuciones "cuando se comprueban faltas graves en fidelidad de nuestra legislación canónica, se tienen que sancionar; por ello tomamos las decisiones de castigar al implicado (Merino)... y que no estoy obligado a difundir públicamente por el bien de las personas y de la Iglesia".

Pero "si las autoridades eclesiásticas y civiles me lo solicitan, con gusto haré llegar la información necesaria y suficiente para despejar cualquier duda".

Chávez reiteró su disposición de seguir colaborando para encontrar justicia en los casos de pederastia y ofreció transparentar el proceso conforme pase el tiempo.

"Se verán acciones muy pronto, se verán señales de cambio", aseguró el prelado.

Sobre la conferencia de prensa que dio hace dos días Apolonio Merino con Alberto Athié, comentó que no se subirá a pelearse. "No vamos a enfrentarnos, estamos llamados a ser luz y no oscuridad".

En tanto, el vocero de la Arquidiócesis de Oaxaca, José Barragán Oliva, negó las acusaciones realizadas por Merino, en las que señala que fue destituido del sacerdocio por haber denunciado los actos de pederastia de Gerardo Silvestre Hernández, y agregó que la separación fue debido a que violó el voto de castidad.