“Torreón, ciudad chica pero con producción artística”

Los nuevos creadores estudian con artistas consagrados como Alonso Licerio, en talleres como el del Chanate, exponen con sus amigos, como Tere Hernández o trabajan en solitario.

Torreón, Coahuila

Diversos artistas plásticos de la Comarca Lagunera, hablan de su trabajo y la presencia de las artes plásticas en la vida cultural de la región.

Hay niños en los certámenes comarcanos, en los talleres y en las exposiciones. Los jóvenes comienzan a tener conciencia de la necesidad de una profesionalización, no solo de sus estudios de arte, sino del ejercicio del arte, que puede trascender y convertirse en una profesión.

Se presentan opiniones de artistas de diversas edades, desde muy jóvenes como Michel Díaz, de 12 años y ganador del concurso “Tomás Ledesma”, convocado por el colectivo “El Tendedero Lagunero”, artistas que comienzan a llamar poderosamente la atención como el grabador Alfredo Cortés y gente con toda la experiencia en el medio, a pesar de su juventud como la ilustradora Patricia Hernández.

Los nuevos valores de las artes plásticas en la región estudian con artistas consagrados como Alonso Licerio, en talleres como el del Chanate,  exponen con sus amigos, como Tere Hernández o trabajan en solitario como Andrea Alvarado, que reflexiona desde la cátedra sobre el arte, su historia, sus motivaciones y el ambiente cultural que vive la Comarca Lagunera, que a pesar de no ser una metrópoli grande, tiene gran calidad en sus manifestaciones artísticas.

“Los profesores de arte en la Comarca, son muy generosos”

El grabador Alfredo Cortés, inquieto desde niño, siempre tuvo el gusto por dibujar y al terminar su carrera de ingeniería retomó el gusto, dibujó por su cuenta y a través de un amigo dio con el taller de Rosy Gordillo “ahí aprendí que es el grabado”. 

Luego en el taller El Chanate estudió con Norberto Treviño, Jesús Soto, Vinicio Ávila y Miguel Canseco a quienes considera que “fueron muy generosos y cuando acordé estaba muy contento con el grabado, entonces hice una prensa con mis conocimientos de ingeniería".

El artista recuerda que le tocó una etapa muy grata en El Chanate, cuando lo apoyaban el ICOCULT y el Ayuntamiento de Torreón y aunque él ha tenido siempre su taller en casa, aprendió mucho del Chanate donde absorbió conocimientos y lo aplicó en su taller donde ha hecho distintos tipos de grabado.

Con el deseo de aprender otras técnicas, fue al taller de Alonso Licerio, uno de los pilares del grabado en la región, fue en la Casa del Artista Ana Mary Bringas de Martín. También estudió dibujo con Juan Zaragoza, alumno de Per Anderson, coordinador del taller de grabado “La Ceiba”, de Xalapa, Veracruz, Zaragoza  tenía la galería de arte “Rembrandt”.

Los jóvenes comienzan a tener conciencia de la necesidad de una profesionalización.

Cortés, subraya que los profesores de arte en la Comarca son muy generosos y que ha tenido compañeros de disciplina igualmente atentos, generosos y solidarios con el trabajo de los demás artistas.

El grabador, añadió que las instituciones como la Casa del Artistas tienen las mismas características "la Casa me invitó a tener mi estudio con ellos e inicié mi taller y al salir Licerio del lugar, junté los dos talleres y es el actual Grabalia, donde ya se han tenido buenos resultados, incluida la cantidad de estudiantes: 18”.

El artista dice que las artes gráficas tienen futuro en la región: “no la conocen y tiene todo el camino por recorrer, además, hay casos como la Feria de Artes Gráficas del Arocena, que ayudan a la proyección de los artistas regionales".

"Se viven momentos de desconocimiento de esta forma de expresión y por ejemplo, desconocía la técnica de la maestra Marcela López cuando yo veía sus trabajos en los pasillos de la biblioteca del Tec de Monterrey”, manifiesta.

El reto ahora es consolidar “Grabalia”, lograr un nivel entre los asistentes al taller para lograr crear grabadores a la brevedad y salvar el dato de que los talleres de grabado en el país están patrocinados por el gobierno y /o la iniciativa privada y el CACTO cuenta con los servicios básicos, pero se requieren más apoyos para traer cursos, profesores de la ENAP-UNAM.

“Mi obra es muy femenina”

Artista plástico, políglota, ilustradora, diseñadora gráfica, profesora e historiadora del arte, así es la joven Andrea Alvarado.

Señala que ha tenido mucha dedicación y análisis crítico sobre las propuestas estéticas, ver al interior de las personas y hay resultados que se pueden evaluar y se ve lo que puede funcionar como una propuesta plástica.

Se logra un estilo a través de un ojo educado para el color, la forma y las composiciones, se puede desarrollar una uniformidad, un discurso plástico, definir lo que se está haciendo, como lo puede identificar la gente y tiene algo de naturalidad, un sentido común de artista que se plasma que sale a flote.

"Mi obra es muy femenina, soy muy entregada a todo esto, pero en el aspecto creativo soy muy mujer, el tono pastel, la mirada muy reflexiva, retratar mucho la figura femenina, las curvas, me llenan la imaginación y se puede ver en mi obra", expresa.

Resalta que lo que más le ha satisfecho es su estancia en la ciudad de México, donde "me identifiqué con un estilo nada difícil de definir, estilo muy genuino, no pretender falsamente, una propuesta ornamental y me emocionó mucho porque ví que sí se puede, las paletas de color  apastelado, sí tienen cabida hoy. Toda la ilustración, el diseño que se hace en los estudios pequeños, me motivó mucho, se pueden, sin necesidad de que sea excéntrico".

"Una propuesta que me gusté y luego que guste a la gente. Esta es una ciudad chica pero con mucha producción artística, hay y mucho, el ejemplo es la feria de Artes Gráficas, instituciones como El Chanate que son reconocidos en todo el norte, somos una fuente de artistas", puntualiza.

“Estoy en pañales, tengo apenas tres años de trabajo formal”

Javier García (Mack), artista plástico, considera que es importante el que se abran espacios para los artistas y en especial para los jóvenes, sobre todo en manifestaciones particulares como las artes gráficas que buscan mostrar sus trabajos.

Mack, cree que está iniciando: “estoy en pañales, tengo apenas tres años de trabajo formal, siempre he dibujado pero con sistema apenas comienzo".

Marck está en el taller de Grabalia y recibe mucho apoyo de Alfredo Cortés. Aprendió las bases del grabado con Alonso Licerio.

La temática de sus trabajos está relacionado con plantas, animales, colores que dan tranquilidad,  desarrollo mental, hay monotipos, pasteles, grabados.

Es biólogo y aplica sus conocimientos científicos a las artes y preocupado por lo que pasa en el planeta procura la defensa del medio ambiente. Al hablar del futuro de las artes plásticas, dice “tiende a desarrollarse mucho y hay falta de espacios, por eso tan importante que haya ferias como la del Arocena".

Las figuras fantásticas de las obras de Mack, llamado Javier García, llenan sus trabajos, los trazos crean seres mágicos, quizá abismales que sobreviven a pesar de la depredación de que son objeto, también hay elefantes y otros seres terrestres que merecen la atención y el cuidado del ser humano.

Mack ha evolucionado rápidamente y ofrece a los asistentes a diversos espacios culturales, trabajos llenos de color, formas rebuscadas, fantásticas, llenas de referencias a los exploradores que han descubierto otros mundos en la tierra durante los últimos 150 años.

El artista sabe que para seguir adelante, es necesaria la disciplina y la constancia, sus grabados están llenos de vida y contagian en su búsqueda de libertad.

Expone en todos los sitios donde tiene oportunidad, se comunica con sus espectadores a través de sus grabados y pinturas y ha logrado que se identifique por las formas extrañas, bellas, de sus seres que parten de sus conocimientos biológicos.

“El grabado es muy divertido”

El joven artista Michel Díaz, tiene 12 años, estudia el primero de secundaria en el Colegio Mijares de esta ciudad, a los seis años comenzó a estudiar con el profesor Rafael Rodríguez en el Cinart “Pilar Rioja”, ahí vio un folleto de grabado y le interesó, por ello fue a la Casa del Artistas “Ana Mary Bringas de Martín”  donde estudió con el maestro Alonso Licerio y  más tarde con el profesor Alfredo Cortés, donde ha estudiado por casi seis años grabados, aguadas en tinta china y dibujo.

Hay personas que no creen que Michel sea el autor de los trabajos.

Hace unos meses, Cortés le comentó del concurso “Tomás Ledesma” que organizó el colectivo “El Tendedero Lagunero”, llevó sus dibujos, pero pensó que no iba a ganar, al saber que había ganado fue con su mamá a la premiación en el Museo Regional y se sintió muy bien al recibir su premio y ver expuesto su trabajo.

Ha participado en otros certámenes, el del cumpleaños de la galería Dugarri, donde participaron solo artistas adultos y actualmente en el de La selva Lacandona.

Asistió a la inauguración de la muestra “Identidad” en la Casa del Artista Torreón Colón, donde está el estudio “Grabalia”, del maestro Cortés  y pudo ver la obra de otros artistas.

A Michel Díaz, le gusta hacer grabados en linoleum y xilografías, además de que disfruta de dibujo en la Casa del Artista situada en la calzada Colón y la avenida Juárez.

El niño asiste tres días al taller de grabado y no le dificulta seguir sus estudios de secundaria, pues dice que el grabado “es muy divertido, aunque no lo parezca y pueden aprender muchas cosas en cada sesión”.

Los integrantes de colectivo “El tendedero Lagunero”, han mencionado que hay personas que no creen que Michel sea el autor de los trabajos  con los que se presenta en exposiciones y concursos, sobre todo los logrados con grafito.

“Me he inclinando por temas infantiles”

Patricia Hernández, artista plástica, es una joven talentosa que ha sido titular del Instituto de Cultura de Gómez Palacio, expositora individual y colectivamente en varios sitios, ha hecho una residencia artística en el sur de Francia,  ha ganado varios certámenes de artes plásticas y ha sido becaria de varias instancias gubernamentales.

Señala que es bueno que se abra un espacio que la gente conoce bien y es ideal para dar a conocer el trabajo de los artistas locales puede ser una buena plataforma para promover a la par de lo que se exhibe en artes gráficas, cerrar todo esto con la producción de  laguneros, que es muy amplia, hay mucha gente trabajando en papel.

"Circunstancialmente me he inclinando por temas infantiles desde hace mucho inicié mi labor en la ilustración, desde mi trabajo, la ilustración infantil en dibujo y grabado", dice.

Hernández, es autora de la historia y las ilustraciones de  “¡Despierten al gigante!” Editado por el estado y acompañó a su libro a la FIL de Guadalajara, Jalisco, sobre ello comparte que “estuve en el stand de la Secretaría de Cultura de Coahuila que llevaron títulos editados por ellos, me pasé varios días platicando con los compañeros ilustradores estuve en un foro bianual FILUSTRA de ilustración internacional, con talleres y conferencias, lo más importante fue la convivencia con los ilustradores porque lo difícil es estar acá un poco aislada ya que la mayoría de los ilustradores está concentrada en el Distrito Federal".

Los personajes de las ilustraciones de Hernández, son seres fantásticos que vienen desde el medievo europeo y juegan con muchas posibilidades de realidad. Los colores y las formas sugestivas caracterizan a las imágenes siempre alegres y esteticistas de la autora lagunera.

Patricia Hernández, es una artista multifacética que desde sus tiempos de estudiante en la UIA Torreón, ha incursionado en espacios culturales, lo mismo institucionales, que alternativos y tiene un sello distinto a  sus compañeros de generación.

Sobre lo positivo de este viaje dijo que “mostré mi trabajo al público, pero también a los compañeros, algo así está pasando aquí, en el Arocena, estamos viendo lo que están haciendo los demás y podemos intercambiar puntos de vista, experiencias y hacer contact".