Artistas callejeros dan vida al Jardín del Arte de Pachuca

Desde temprano montaron puestos para ofrecer libros y cuadernos cartoneros, dibujos y artesanías.
En 2013 el grupo colectivo abrió una biblioteca ciudadana llamada La Parada.
En 2013 el grupo colectivo abrió una biblioteca ciudadana llamada La Parada. (Héctor Mora)

Pachuca

El Jardín del Arte en Pachuca fue tomado por artistas callejeros y músicos, el tercer tianguis cultural que se organiza en este punto céntrico de la ciudad fue el motivo para reunir e invitar a más personas a que adquirieran alguno de los productos elaborados por el colectivo Grupo de Artistas Mutualistas, y escuchar de paso a exponentes independientes de ska, reggae y rap.

Desde las 10:00 horas se montaron puestos de libros y cuadernos cartoneros, dibujos y grabados, y artesanías, mientras un modesto sonido amplificaba el concierto de músicos independientes.

Y es que el Jardín del Arte se convirtió ya en un espacio donde los interesados en el arte pueden llevar los fines de semana sus trabajos, y a partir de esta semana se podrán recibir gratuitamente talleres de pintura, dibujo, grabado, escultura y fotografía.

Los organizan el Grupo de Artistas Mutualistas (GAM) que con un año de fundación ya consiguieron exponer colectivamente en el vestíbulo del Auditorio Gota de Plata en Pachuca, en el Museo de la Labranza en el municipio de Francisco I. Madero, y recientemente en el Centro de Arte y Filosofía también en la capital del estado, y en puerta está una más en la ciudad de Querétaro.

Eduardo González Tripp es el coordinador del colectivo, y destaca la disponibilidad de los integrantes del GAM para continuar con un proyecto que pretende rescatar los espacios disponibles para el arte, ocuparlos y dejar en ellos una semilla que en un futuro permita que más jóvenes participen del proyecto.

 “Queremos decir cómo afecta al arte el centralismo de proyectos y programas de estímulo, que se manifiesta en muchos sentidos, pero que va dejando fuera a mucha gente creativa, eso es lo que buscamos como grupo, ayudarnos a encontrar esos lugares”, agregó González Tripp.

Su propuesta fue aceptada por el ayuntamiento, que aportó el espacio para que en 2013 estrenaran una biblioteca ciudadana llamada La Parada, una apuesta de asociaciones civiles y autoridades por rescatar espacios públicos, dejarlos en administración de la gente, y fomentar el arte y la cultura.

La biblioteca inició con 2 mil títulos, sin embargo se resaltó que el conseguir que se abra un espacio para la lectura a partir de la donación es ya un logro.

El fisgón y las caricaturas neoliberales

El próximo 8 de marzo, el dibujante político Rafael Barajas “El Fisgón” dictará en el Teatro Hidalgo ubicado en Ixmiquilpan su conferencia Caricaturas Neoliberales, con una muestra del trabajo del “monero”, que dejará ver también parte de su ideología y posición ante el panorama social y político de la República Mexicana.

Barajas Fisgón ha destacado por su trabajo periodístico, con el cual ha sido reconocido con el Premio Manuel Buendía de Periodismo Joven en 1987, y el Premio Nacional de Periodismo en 1999.

Es arquitecto por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), pero a los veinte años descubrió que su verdadera vocación era la de ser “monero”.

Sus cartones aparecieron regularmente en el diario Unomásuno, de 1981 a 1984, donde dio vida al suplemento dominical El Másomenos. Y de 1984 al 2002 en La Jornada, donde publicó “las aventuras del sargento Mike Goodness”, de 1985 a 1987.

Fue merecedor de 2002 a 2003 de la prestigiada Beca Guggenheim y está dedicado a la investigación de la libertad de expresión en la caricatura en México. Dice que el único trabajo serio que ha tenido es el de humorista.

Desde 1984 realiza una investigación sobre la historia de la caricatura política en México del siglo XIX. En el 2000, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) publicó su libro: La historia de un país en caricatura.