“Omnes rompe el parámetro del artista encerrado”

La organización cultural aborda la vinculación con otros artistas y con los nuevos talentos para darles un pequeño empujón y que puedan crecer, haciendo saber que el arte es para todos. 
Colectivo artístico Omnes Artperformance de Torreón.
Colectivo artístico Omnes Artperformance de Torreón. (Lilia Ovalle)

Torreón, Coahuila

Tomando terreno en los espacios donde se ha permitido la movilidad social en La Laguna, cuatro artistas se han unido para formar el colectivo Omnes Artperformance, con el objetivo de vincular su trabajo con los problemas sociales, no coyunturales sino de estructura.

Ejemplo de ello ha sido la visualización que hacen de las asociaciones como las Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila (FUUNDEC) o el Grupo Vida, que por sus siglas designa a las Víctimas por nuestros Desaparecidos en Acción.

"Omnes Artperformance podrá ser una plataforma para los artistas laguneros y los nuevos talentos que necesitan un empujón".

Con una mesa instalada en una plaza pública donde se congregó a los integrantes de las FUUNDEC y de Vida,y con una sola pregunta, estos artistas desarrollaron un performance que documenta las reacciones de los peatones: ¿Cómo reaccionarías si un familiar tuyo desapareciera?

La respuesta fue contundente. Y los artistas reconocen que hubo personas que lloraron y otras que aseguraron que no querían siquiera pensarlo.

Pero el diálogo se entabló logrando generar empatía con un tema que por regla general no interesa o que se invisibiliza hasta que afecta directamente, a pesar de que existe un registro superior a las mil 600 desapariciones oficiales en Coahuila.

"Fueron acciones directas FUUNDEC y con Vida. La pregunta la desarrolló un sociólogo. Hemos trabajados con los migrantes y luego hicimos un proyecto de feminismo y trabajamos con la Casa de la Mujer".

"Hemos vinculado a mucha gente, artistas y no artistas", explicó Elías Kuri, quien se ha encargado de documentar los performances a través del video y la fotografía.

El colectivo, explicaron los jóvenes, surgió en el año 2015 ante la necesidad de vincular su trabajo con las manifestaciones sociales.

La primera etapa consistió en más de medio año de trabajo con el diseño de las propuestas y allí pudieron experimentar.

En base a prueba y error se fueron acoplando, pero el objetivo era claro. Se trataba de hacer arte social.

Martha Ramos, diseñadora gráfica que enfoca sus intereses a la perspectiva psicológica, trabajó en torno de la búsqueda del niño interior o la reconexión de los adultos con su infancia.

"Yo llegué con ellos porque se me hizo muy interesante el que estaban vinculando el arte con la parte social o humana y yo traigo un proyecto".

"Diseñé un libro para colorear para los adultos. Soy diseñadora gráfica pero siempre me ha interesado la parte humana social y de ahí surge el libro para colorear".

"Posteriormente llegó un proyecto con Omnes. Hicimos una actividad donde se invitaba a la gente a colorear ciertas figuras que ayudan a relajarse, se trabaja ambos hemisferios porque es parte del arteterapia", explicó Martha Ramos.

Lo interesante del trabajo de los muchachos, es que todo se hace en la calle y de la mano de cualquier peatón interesado en participar.

De esta manera se conecta al ciudadano común y más aún, se rompe el esquema de que la cultura y sobre todo el arte, debe ser resguardado por cuatro paredes y custodiado por instancias oficiales o privadas.

En el caso del performance que desarrollaron con migrantes centroamericanos, comentaron que lograron hacer una valla humana horizontal sobre una calle vertical para que el peatón se enfrentara con la visión del que sale de su tierra para buscar la sobrevivencia.

"Ahí también lanzamos la pregunta ¿Te atreverías a convivir con el migrante? Es gente real, fuimos por ellos a las casas de migrantes, nos vinculamos con los centros de apoyo, hemos comido con ellos y algo muy particular porque como que se corrió la voz de que están allí y llegaron unos chavos de la Ibero, los vieron y de repente llegaron con pizzas, les dieron de comer a 20 migrantes y se hizo una dinámica en la que llegó gente con ropa y se detona algo".

Estos son los antecedentes de cómo surgió Omnes Artperformance, uniendo los esfuerzos de Martha Ramos y Elías Kuri, pero también los del pintor Arturo Hinojosa "Kurt" y el escritor Samuel Kuri.

En los performances se han arropado del trabajo de otros artistas como Gustavo Montes y Claudia Castro y para este segundo tiempo, la idea es convocar a todos los interesados a sumarse al colectivo.

En los trabajos también se contabiliza una acción en la que se colocó una sala de lectura afuera del Museo Arocena, obsequiando a los participantes un total de 500 libros durante la jornada.

"En el colectivo se establecen nuevas dinámicas y se retoman las propuestas artísticas desde un punto de vista social”. 

También el regalo de paletas de hielo ofrecidas por niños de la calle a los ciudadanos.

"Yo me uno a Omnes porque rompe el parámetro del artista que está encerrado en su estudio pintando sus cuadritos o tomando sus fotos y como que todo es muy cerrado".

"En el colectivo se establecen nuevas dinámicas y se retoman las propuestas artísticas desde un punto social", indicó el escritor Samuel Kuri, quien dijo que se debe hacer una crítica sociopolítica.

La idea es consolidar una plataforma para incursionar en el apoyo de artistas jóvenes y su trabajo.

Arturo Hinojosa acotó: "Se trata de la vinculación con otros artistas y con los nuevos talentos para darles un pequeño empujón y que ellos puedan crecer porque deben saber que la cuestión del arte es para todos".

Así se considera que Omnes Artperformances puede ser una plataforma para los artistas laguneros, en tanto que a la par se fincan condiciones para constituir la organización en una asociación civil que dé cabida a todos los interesados.