Arranca feria de robótica para niños en el Mutec

Los menores pueden interactuar con los androides, usando una "tablet", con el objetivo de que su primer acercamiento con la tecnología sea agradable.
Los infantes pueden jugar y tocar los prototipos.
Los infantes pueden jugar y tocar los prototipos. (Juan Carlos Bautista)

México

Este fin de semana se organizó la octava edición de la feria de robótica RobotiX Faire, en el Museo Tecnológico de la Comisión Federal de Electricidad (Mutec) en Chapultepec, en donde los niños y adultos pudieron tocar, descubrir y conocer el funcionamiento de un robot.

El primer contacto que tuvo Issac, de ocho años de edad, con un prototipo con inteligencia artificial, fue en este encuentro; primero tuvo miedo de tocar el dispositivo saturado de engranes, cables y luces, pero cuando lo invitaron a manipularlo a través de una tablet su opinión cambió.

“Me gustaría crear un robot  para que ayude a la gente y a mi familia en la casa”, dijo Isaac mientras sostenía la tablet en la mano.

El androide que manipuló el estudiante de tercer año de primaria estaba hecho por alumnos de ingeniería de la Universidad Autónoma Metropolitana unidad Iztapalapa (UAM-I) y a través de un control simple en una tablet se podía dar la orden al robot de caminar, saludar y hasta responder “sí” o “no” moviendo su cabeza.

“Lo que tratamos de hacer es que sea lo más fácil y entendible para ellos, que su primer acercamiento con los robots sea una experiencia muy agradable, que estos sean amigables y que tengan una morfología que no les de miedo o pánico estar interactuando con ellos”, dijo Luis Miguel Pérez, estudiante de la UAM-I.

Isaac llegó acompañado de su mamá a la feria de robótica y desde el primer contacto supo lo interesante que era. Al entrar, una de las primeras actividades que se observan es cómo niños, como Isaac, arman un robot con piezas de Lego y después lo ponen a competir.

Isaac solo miraba, mientras los alumnos de la escuela RobotiX, la institución de educación tecnológica para niños de México, ponían en marcha lo aprendido en 10 meses de trabajo.

En su primer día, la feria de robótica reunió alrededor de 18 mil personas, principalmente estudiantes de  primaria y secundaria para participar en los talleres, demostraciones y competencias. Se espera que hasta el domingo se puedan reunir 30 mil niños, superando los 6 mil del año pasado en el Tec de Monterrey campus Santa Fe.

Conocen impresora 3D

En esta edición de la feria, uno de los talleres que atrajo la atención de Isaac y de los niños fue el de la impresora tridimensional (3D printing), operada por alumnos de la Facultad de Ingeniería de la UNAM.

 “La tecnología cubre muchos aspectos de la vida cotidiana, podemos imprimir cualquier accesorio en algún momento. Incluso hacer carcasas de equipo que se hayan roto en algún momento o de cubrir piezas que no existen y nosotros las creamos con la impresora”, explicó Joel Martínez, estudiante de ingeniería electrónica.

La impresión 3D funciona con un polímero llamado PLA de ácido poliláctico, fabricado con una base de maíz, que se derrite a 200 grados centígrados y da forma a los objetos que van desde prótesis, piezas de robots, juguetes hasta casas y armas de fuego, una de las razones por las que esta tecnología es de las más controladas.

“En la NASA se está instalando la primera impresora 3D, porque en el espacio no se pueden llevar muchos objetos y se tienen que imprimir las cosas, pero también lo que se piensa imprimir son  casas y edificios; es decir, tener impresoras de cemento que puedan imprimir la realidad”, explicó Roberto San Martín, director general de RobotiX.

“Se pueden imprimir armas, lo han hecho, ya ha habido delitos al respecto; en el caso de México, la Secretaría de la Defensa Nacional está vigilando qué entra al país y firmas al recibir una impresora para que te hagas responsable de los productos que generes. La impresora 3D es bastante útil para la sociedad basada en buenos valores, y nosotros es lo que tratamos de hacer”, agregó el estudiante de ingeniería de la UNAM.

La feria de robótica tiene la misión de que los niños puedan desarrollar cómo se trabaja, se diseña y se mejora la tecnología para un impacto social. Se espera que el uso de la tecnología pueda tener un crecimiento exponencial en los próximos años. Por ejemplo, en nuestros días existen 7 mil millones de personas en el planeta, de los cuales 2 mil millones tienen acceso a tecnología de internet, “y se espera que en los próximos cinco años entren otros 3 mil millones a ese mundo”, confió Roberto San Martín.

RobotiX es una institución especializada en el diseño de programas para niños a partir de los seis años de edad, donde la robótica se combina con la imaginación. Por eso Isaac y Santiago pidieron a su mamá que los inscribieran en un curso de 20 horas semanales con un costo de mil 200 pesos: Isaac, quiere hacer un robot que ayude a hacer las labores del hogar; Santiago, crear un robot con inteligencia artificial, “que explore el desierto en busca de fósiles de dinosaurios”.