Área cultural debe explotar recursos tecnológicos: crítica

Rocío Cárdenas calificó como absurdo que los museos locales no piensen en el público virtual.

Monterrey

Así como las redes sociales están transformando las dinámicas de comunicación, lo mismo está pasando con museos y galerías al poner a disposición de usuarios virtuales conferencias, obras de arte e incluso parte de su acervo.

Sin embargo esta transformación va lenta y en algunos casos todavía no ha sido considerada por espacios culturales de Monterrey, explica la crítica de arte Rocío Cárdenas Pacheco.

Hoy en día es posible encontrar como los principales museos del mundo, incluidas instituciones museísticas o archivísticas de México, están aprovechando las redes sociales para volver “más democráticos” sus proyectos.

Incluso existen algunas iniciativas ciudadanas como Pinto mi raya, que en Facebook cuentan con un acervo de obra, literario y de hemeroteca sobre arte feminista disponible al usuario.

“El archivo de Pinto mi Raya, que Mónica Mayer y Víctor Lerma iniciaron, comenzó recopilando recortes de prensa o libros hoy tienen una de las bases de datos más importantes de México sin ser una institución”, apunta Cárdenas.

Sin embargo, esta realidad hoy todavía no se encuentra en Monterrey.

Espacios como 3 Museos cuentan en su página de internet con información sobre sus diversas colecciones, pero con pocos ejemplos.

Consultar documentación sobre el Archivo General del Estado o el Municipal de Monterrey desde cualquier computadora es imposible, pese a que cuentan con acervos digitalizados

“Es un absurdo que hoy en día los museos de Monterrey, por ejemplo, sigan sin pensar en el público virtual. Si tú quieres seguir una conferencia en un lugar es difícil que tengan un canal de streaming donde puedas seguirla en vivo e interactuar en ella”, refiere.

El tema de la digitalización de obra de arte o archivo ya no está en discusión, agrega Cárdenas, pues se entiende que es un proceso obligado, sin embargo, la discusión debe centrarse sobre los soportes para que sea vigente en 5 o 10 años.

Así, la información de museos e instituciones culturales avanza hacia estas estrategias de relación.

“Museos internacionales están generando procesos de archivos sumamente democráticos sobre artistas o documentos. Ellos están constantemente actualizando en su Facebook proyectos de memoria y archivo relacionado con las artes”.