Reclama documentos históricos ante desprotección

La dueña del Fondo Martínez-Santibáñez, acervo familiar que integra la exposición "Del Imperio al Porfiriato", visitó la muestra un mes después de la inauguración y se encontró con el problema.
La exposición "Del Imperio al Porfiriato", son documentos históricos y familiares del Noreste de México (Coahuila, Durango y Nuevo León) de finales del Siglo XVIII a principios del XX.
La exposición "Del Imperio al Porfiriato", son documentos históricos y familiares del Noreste de México (Coahuila, Durango y Nuevo León) de finales del Siglo XVIII a principios del XX. (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

Un dilema de documentos históricos surgió cuando Lucrecia Martínez de Santibáñez, propietaria del Fondo Martínez-Santibáñez, acervo familiar que integra la exposición "Del Imperio al Porfiriato", serie de documentos y fotografías de personajes como Agustín de Iturbide, Guadalupe Victoria, Porfirio Díaz, Antonio López de Santa Anna, Anastasio Bustamante, entre otros, visitó la muestra un mes después de su inauguración en el Archivo Histórico Municipal de Torreón.

Martínez de Santibáñez manifestó que le gustaría que el Archivo Municipal tan importante para la ciudad tuviera personal más responsable y mayormente capacitado.

"Me hallé con la sorpresa de una copiadora entre las vitrinas de exhibición y en donde los documentos se encontraban sin protección alguna”.

“Mi molestia fue que documentos de gran importancia para mi familia podrían ser dañados, un acervo que confié estaría resguardado", comentó.

Es de recordar que "Del Imperio al Porfiriato", son documentos históricos y familiares del Noreste de México (Coahuila, Durango y Nuevo León) de finales del Siglo XVIII a principios del XX.

"Entonces, a consecuencia solicité que se recogiera el acervo. Ahora, el archivo ya está digitalizado, la ciudad puede checar los documentos por internet. Mi intención era la de donar pero ahora que veo que no existen las condiciones idóneas, ni de supervisión, ni de procedimientos, estos papeles no pueden quedarse aquí", añadió Santibáñez.

Manifestó que le gustaría que el Archivo Municipal tan importante para la ciudad tuviera personal más responsable y mayormente capacitado.

“Además esto conlleva un mensaje de valor hacía los documentos históricos y esta ciudad contiene un archivo que es una verdadera joya. Lamentablemente es un archivo pequeño que no ha sido bien organizado", finalizó.

Por su parte, Rodolfo Esparza director del Archivo Histórico Municipal de Torreón comentó que: "En realidad no entiendo como inició este asunto. Lo único que se hizo fue mover dos vitrinas que se encontraban en el centro del salón a la periferia, esto museográficamente hablando”.

El director del Archivo Histórico aseguró que se están negando a entregar los documentos, sino que, dijo de esa forma no es conveniente porque ellos recibieron el material bajo un registro.

Comentó que a consecuencia de que están recibiendo grupos de visitantes y esto les permitiría que hubiera mejor circulación de las personas, indicó que eso fue lo que pasó en términos de operación y de logística.

"Ahora, el contenido de las vitrinas está exactamente como estaba desde el primer día, no hubo ningún movimiento de documentos, ni desastres", añadió.

"La señora Santibáñez, quiso que se le entregaran sus documentos inclusive quería quitarlos ella misma de las mamparas y vitrinas para llevárselos".

Aseguró que no es que se están negando a entregar los documentos, sino que dijo de esa forma no es conveniente porque ellos recibieron el material bajo un registro y que deben hacer el procedimiento a la inversa, bajo un testigo certificado para levantar un acta.

“Esto es una institución pública y yo no soy el dueño del archivo. Ahora, nosotros tenemos visitas en este periodo vacacional, de tal manera que todo esto es inoportuno", finalizó.

Al lugar también acudieron: Virginia García, Notaría Pública y Arturo García, representante del IMCE de Torreón, para atestiguar lo sucedido.