Archivo de Fundidora, a la expectativa por mudanza

Funcionarios del acervo histórico, que se resguarda al interior del plantel, desconocen qué pasará con los documentos e imágenes.
Alumnos de facultades y preparatorias protestaron con arte.
Alumnos de facultades y preparatorias protestaron con arte. (Gustavo Mendoza Lemus)

Monterrey

El personal del Archivo Histórico de la Fundidora está a la expectativa, pues aún no se sabe con exactitud qué futuro tendrá el importante legado documental, instalado en la Escuela Adolfo Prieto desde el año 2009.

Por ahora todo continúa con normalidad en los trabajos de digitalización, sin ninguna novedad sobre un posible desalojo, explicó Jesús Ávila coordinador del proyecto de digitalización y del Archivo Civil del Estado.

“He platicado con Alberto Casillas, el responsable del archivo, y no tenemos novedades. Seguimos nosotros nuestra rutina del día a día sin contratiempos”, comentó Ávila.

Maestros y alumnos que acuden a la Escuela Adolfo Prieto dentro de los programas del Taller de Experimentación Plástica (TEP) fueron notificados el pasado jueves para que desalojaran el inmueble, pues sería ocupado por las oficinas de la Secretaría de Desarrollo Social del estado.

Desde el domingo que MILENIO Monterrey dio a conocer la información,  ni el Consejo para la Cultura y las Artes del estado (Conarte), ni la Secretaría de Desarrollo Social ni el Gobierno del Estado han dado a conocer  una postura oficial.

DIGITALIZACIÓN SIGUE

En agosto del 2013 comenzó la digitalización de los mil 700 metros lineales de documentos, donde destaca la firma del acta constitutiva de la Fundidora de Fierro y Acero de Monterrey.

Lo que resguarda la Escuela Adolfo Prieto en su ala sur es toda la memoria histórica de la Fundidora, en documentos que va de 1900 a 1946.

“Por parte del Parque no nos han notificado nada, ni de parte del Archivo General del Estado nos han pedido que paremos. Nos enteramos del cambio (de Conarte), pero nosotros seguimos igual”, expuso Ávila.

El proceso de digitalización de este acervo histórico actualmente lleva un avance cercano a 10 por ciento.

También está en proceso la digitalización del banco fotográfico de la Fundidora, un acervo de 43 mil imágenes. La Fototeca del estado está a cargo del proceso, en coordinación con Conarte.

Se buscó a personal del área administrativa del Parque Fundidora para que explicara el futuro del Archivo Histórico de Fundidora, pero no se obtuvo respuesta.

De igual forma, en Conarte se indicó que no se daría algún tipo de declaración por la mudanza de la Adolfo Prieto.

LA RESISTENCIA CONTINÚA

Por segundo día consecutivo, la llamada resistencia para conservar la vocación cultural de la Escuela Adolfo Prieto continúo, teniendo como protagonistas a jóvenes estudiantes, ya sea danzando, leyendo poesía o tocando música.

Aunque con poco público –a las 18:00 se reunieron cerca de 20 paseantes del Parque Fundidora– jóvenes estudiantes de FIME, de Artes Escénicas y de preparatorias criticaron el cierre de un espacio cultural para convertirlo en oficinas.

“Creo que el verdadero desarrollo social se da con educación y cultura, entonces me parece un contrasentido la mudanza de la Secretaría de Desarrollo Social”, expuso Laura Reynoso, estudiante de preparatoria.

Los promotores de los eventos culturales indicaron que la resistencia estaría todos los días para demostrarles a las autoridades que existe demanda de actividades culturales por parte de los jóvenes.

Funcionarios del área de Patrimonio Cultural de Conarte, así como integrantes del taller de danza impartido por la maestra Lola Bernal han continuado utilizando el edificio de manera normal. (Gustavo Mendoza Lemus/Monterrey)