Apuesta el Fonca por las lenguas indígenas

Durante dos días la institución informó a los interesados de programas de apoyo.
La iniciativa surgió por invitación del pintor Francisco Toledo.
La iniciativa surgió por invitación del pintor Francisco Toledo. (Jesús Quintanar)

México

De acuerdo con datos del Catálogo de Lenguas Indígenas Nacionales, en México se cuenta con 68 agrupaciones lingüísticas, con 364 variantes, y una población indígena, no necesariamente hablante, de más de 12 millones de personas, quienes representan alrededor de 10 por ciento del total de la población.

Lo anterior significa una riqueza y diversidad que el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca) puede apoyar en diferentes programas. De allí que los días 24 y 25 de abril, en las instalaciones del Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO), se hayan brindado asesorías e información sobre los apoyos que ofrece el Fondo en sus diversos programas, sobre todo aquellos que se otorgan a letras en lenguas indígenas.

Esta iniciativa, que surgió por invitación del pintor Francisco Toledo, creador emérito del Fonca desde 1993, tiene el propósito de fomentar y preservar las raíces y cultura indígena del país, que durante mucho tiempo había acusado el olvido desde diferentes instancias.

Para la poeta Gloria Martínez, el haber sido beneficiaria del Fonca le permitió difundir su lengua materna —mazateco del centro— a través de la realización de poemas que fueron publicados por la institución en una antología de letras; pero el apoyo no solo sirvió para la escritura, sino para llevar su palabra a otros territorios, pues su lengua y su cosmovisión pudo ser conocida en Canadá, donde participó, en el año 2010, en el Festival Internacional de Poesía.

Entre los proyectos apoyados por el Fondo en letras de lenguas indígenas destaca la creación de cuentos de literatura maya, hechos por el becario Luis Antonio Canché; una novela bilingüe (tzotzil-español) en la que se plantean como tema central tres visiones acerca de la identidad indígena en el siglo XXI, desarrollada por el beneficiario Roberto Pérez, y una serie radiofónica que difunde la tradición oral del pueblo tzotzil, sobre relatos e historias de seres sobrenaturales, de María Dolores Arias, por mencionar algunos.

Las asesorías del Fonca, a las que acudieron artistas y público en general, sirvieron para difundir la convocatoria Jóvenes Creadores 2014, que cuenta con la especialidad de letras en lenguas indígenas en los géneros de poesía, cuento, dramaturgia, novela, crónica y relato histórico, así como guión cinematográfico y radiofónico.

Durante el diálogo se explicó de manera detallada la forma en que se deben presentar los proyectos, los requisitos que se solicitan, el mecanismo de registro y las diversas modalidades en que se otorgan los beneficios (individuales, grupales o internacionales).

Las sesiones se realizaron en el IAGO, museo y biblioteca, creado en 1988 y situado en una casa del siglo XVIII, que además cuenta con el Centro de Arte San Agustín, una biblioteca para invidentes, el Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo, un cineclub y una fonoteca.

Si bien la intención de las asesorías es la de establecer un espacio de comunicación en el que los asistentes expresen sus dudas y puedan recibir información directa por asesores del Fonca, en especial porque suelen enfrentar diversas dificultades hasta para presentar los proyectos, la institución también pone a disposición de los creadores interesados el número telefónico 41 55 07 30, extensión 7040, y la página electrónica http//:fonca.conaculta.gob.mx.