ENTREVISTA | POR HÉCTOR GONZÁLEZ

"Para mí, Taxi driver fue tan importante como Borges": Ortuño

Antonio Ortuño, autor de la novela "Méjico".
Antonio Ortuño, autor de la novela "Méjico". (Juan Carlos Bautista)

México

Antonio Ortuño salió de su estado de confort. Con su nueva novela, Méjico (Océano), el narrador dejó de escribir historias de "jovencitos furiosos", como él dice, para entrar en temas más personales y vinculados con sus orígenes españoles y con la identidad. Tan admirador de Ibargüengoitia como de Scorsese, el escritor no claudica y se asume como un escritor punk.

¿Cuándo tuvo su última crisis de identidad?

Solo me daban crisis de identidad en los partidos México-España. Mi mamá le iba a España y yo a los mexicanos. Al final decidimos no verlos juntos porque terminábamos agarrados del chongo.

¿Es muy fan del futbol?

Me lo he ido quitando, por tanta decepción me he decepcionado. Le iba a Las Chivas pero me decepcionó Vergara.

¿Escribir ayuda a sanar las crisis de identidad?

No sé si a sanarlas, pero al menos a no dramatizarlas. Nunca he practicado la escritura como terapia, pero puede serlo. Con Méjico pude sobrellevar mejor el duelo por la muerte de mi madre.

Su literatura suele ser muy frontal, ¿lo hace para esconder sus inseguridades?

No sé, no me he analizado en ese sentido. Siempre he escrito de diferentes formas mis libros. Hay una suerte de retórica, del uso correcto de las palabras y del regodeo decorativo. Yo soy devoto de la estética frontal y directa, aunque tenga muchos matices.

Alguna vez me dijo que se consideraba un escritor punk, ¿lo sigue siendo?

Sí, pero hay muchas maneras de serlo. No se puede ser Los Sex Pistols toda la santa vida y hasta John Lydon hizo cosas diferentes. Me gusta mucho The Clash porque amplió su paleta de registros y eran capaces de tocar música tropicalizada, tangos, funkie. Me agrada la posibilidad de pensar que puedo incursionar en terrenos muy diferentes y que no tengo que escribir eternamente historias de jovencitos furiosos.

¿Le gustaría que tus libros sonaran a The Clash?

Me gustaría que sonaran a muchas cosas. Hice un ejercicio con unos amigos que tienen un portal que se llama Letras explícitas, y les propuse una especie de soundtrack de la novela, desde luego está The Clash y bandas punketas de Guadalajara, pero también hay cuplés que cantaba mi tía, etcétera. Con éste libro quise recuperar un lenguaje y una estética distinta. Me sirvió mucho ser fanático de Leone o Scorsese por narrar la violencia y los conflictos personales/sociales.

Scorsese, ya se repite demasiado, ¿no?

Sí, pero ya quisiera repetirme como Scorcese. Para mí Taxi driver y Casino fueron tan importantes como Borges.

Qué me dice de las series...

No me gustan las de conspiraciones, ni fantasiosas por eso de ver Game of Thrones. Me interesan algunas británicas como Sherlock, Luther, que parece una gran actualización del género negro televisivo. Obviamente me encantan: Breaking Bad y Los Soprano.

¿Cuál sería el equivalente de Los Soprano en la literatura?

Rubem Fonseca, por su enorme capacidad estética y energía narrativa, es un autor con la malicia suficiente como para narrar lados oscuros. Los Soprano, hace un retrato muy agudo de la sociedad estadunidense.

Y el equivalente de Breaking Bad...

Viéndola me acordaba mucho de Samuel Beckett y de esa posibilidad de jugar con cosas que parecen absurdas, tristes en realidad, pero sin perder el humor.