Antena disfrazada en Barrio viola normas de conservación

Aunque parece ser una palma, en realidad es un dispositivo de comunicaciones, cuya existencia en la zona está prohibida.
La torre se localiza en la calle Guillermo Prieto.
La torre se localiza en la calle Guillermo Prieto. (Eduardo Mendieta)

Monterrey

La presencia de una palmera en el Barrio Antiguo terminó tratándose de una violación al Reglamento de Protección y Conservación de la zona, al ser en realidad una antena de comunicaciones disfrazada.

La torre camuflada se localiza en el inmueble marcado con el número 871 de la calle Guillermo Prieto, cruz con Diego de Montemayor, en lo que anteriormente fue una casona y ahora es un negocio de estacionamiento con capacidad para unos 30 vehículos.

Aunque de lejos pareciera tratarse de una enorme palmera, entre sus hojas está instalada una antena de manera oculta, lo cual está prohibido según el Reglamento de Protección y Conservación del Barrio Antiguo, publicado en el Periódico Oficial en 1993.

Al acercarse al sitio se puede apreciar el dispositivo color blanco, el cableado y las escaleras.

Sin embargo, la superficie corrugada propia de una palmera luce tan real que los vecinos apenas lo saben.

Una clienta de un negocio sobre la calle Diego de Montemayor confirmó a MILENIO Monterrey que el dispositivo fue instalado hace más de un año en el inmueble.

El Reglamento de Conservación del Barrio Antiguo establece en su artículo 21 que los proyectos arquitectónicos de obras de restauración o adaptación de inmuebles de gran valor, de valor y ambientales deberán apegarse a sus características tipológicas originales como: proporción, altura, escala, procedimientos constructivos, elementos ornamentales y demás que armonicen con el contexto, en consecuencia, sin el dictamen previo de la Junta de Protección y Conservación queda prohibido afectar dichos inmuebles con acciones como las siguientes:

"VIII.- Construir en azoteas o terrazas instalaciones para tinacos, antenas, jaulas para tendederos o cualquier otro elemento que altere el perfil de las fachadas o la imagen urbana de la zona si dichas instalaciones son visibles desde la calle", señala.

Vecinos dijeron desconocer detalles de la antena e indicaron que esta información la tiene el dueño del estacionamiento, quien no fue identificado.

La torre está cercada por una malla de fierro en el predio, que antes habría sido una casona.

Sin embargo, el Catálogo de Inmuebles Históricos del Barrio Antiguo publicado desde 2013 por parte del Estado y el municipio de Monterrey no incluye a este domicilio como parte de las 193 construcciones de los siglos XVIII, XIX y XX calificadas en el estatus de preservación.