Muere el poeta y activista Amiri Baraka

Cuando el estadunidense se convirtió al Islam, se autoproclamó "icono de la poesía y activista político Cuando se revolucionario".
En 2003 le fue retirado el título de Poeta Laureado de Nueva Jersey, por su poema 'Somebody Blew Up America'.
En 2003 le fue retirado el título de Poeta Laureado de Nueva Jersey, por su poema 'Somebody Blew Up America'. (Archivo)

Nueva York

Pionero en la reivindicación artística de la comunidad afroamericana de Estados Unidos y activista político a través de su poesía, sus ensayos y sus obras de ficción, el polémico Amiri Baraka murió este jueves en Nueva Jersey a los 79 años de edad, informó hoy la prensa local.

Nacido el 7 de octubre de 1934 como Everett LeRoi Jones y rebautizado como Amear Baraka, luego Amiri Baraka, al convertirse al islám, se autoproclamó "icono de la poesía y activista político revolucionario" y ganó el prestigioso premio PEN por Tales of the Out and the Gone en 2006.

Pero sobre todo se había hecho célebre por un episodio polémico en 2003 cuando le fue retirado el título de Poeta Laureado de Nueva Jersey, que otorga el gobernador del estado, por la publicación de su poema Somebody Blew Up America (Alguien hizo explotar a Estados Unidos).

"¿Quién sabía que el World Trade Center iba a ser reventado? ¿Quién dijo a 4 mil israelíes trabajadores de las Torres Gemelas que se quedaran en casa ese día?", escribió sobre los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Después de toda la polémica y de la retirada de su distinción, dijo con su tono incisivo: "ningún Poeta Laureado había hecho antes la poesía tan famosa".

Según su agente, Baraka falleció el jueves en el hospital Beth Israel Medical Center tras una breve enfermedad que le había tenido ingresado en la unidad de cuidados intensivos desde diciembre.

En su trayectoria artística había apoyado el régimen de Fidel Castro en Cuba Libre y realizado obras sobre música como Blues People: Negro Music in White America antes de 1965, cuando el asesinato de Malcolm X dio un giro a su trayectoria y le hizo convertirse en un "nacionalista cultural negro".

Recibido siempre con críticas divididas, sus afirmaciones, con un lenguaje violento y una visión radical del conflicto racial, pasaron por el teatro (The Dutchman o The Toilet), la poesía (Slave Ship o Hard Facts) o por sus declaraciones a la prensa, como cuando dijo al diario News of the World: "no veo nada malo en odiar a la gente blanca".

Además, enseñó poesía en varias universidades del estado de Nueva York, como Columbia, Stony Brook o Buffalo, fue coautor de la biografía del productor y compositor musical Quincy Jones y participó como actor en la película Bulworth, de Warren Beatty.