La poesía de Mutis es "muy sabrosa": Juan Villoro

El escritor mexicano fue entrevistado previo al homenaje que recibió el autor de Caminos y encuentros de Maqroll el Gaviero, en el Cenart.
Juan Villoro, escritor mexicano.
Juan Villoro, escritor mexicano. (Notimex)

México

El escritor mexicano Juan Villoro aseguró anoche que el colombiano Álvaro Mutis (1923-2013) es uno de los autores cuya obra poco se lee, a pesar de haber sido galardonado con el Premio Cervantes en 2001 y Príncipe de Asturias de las Letras en 1997.

Entrevistado previo a su participación en el homenaje al autor de Caminos y encuentros de Maqroll el Gaviero en el Centro Nacional de las Artes (Cenart), dijo que Mutis no se lee mucho en México, empero de contar con una poesía "muy sabrosa".

"Nadie se lee mucho, sobre todo en poesía, hay pocos casos en México como el de Jaime Sabines, que es un poeta que conecta con un público amplio o bien Efraín Huerta o Renato Leduc, pero Mutis es una de las principales voces de nuestro idioma, lo que pasa es que no leemos lo suficiente a los poetas", señaló.

No obstante, Villoro rechazó que Mutis sea un autor desperdiciado, "sino que todos los poetas del mundo en México son poco leídos; los que los desperdiciamos somos nosotros, porque la poesía es una forma de felicidad y no se acude a ella, se le pierde".

En la Aula Magna de dicho recinto, Villoro recordó a Mutis como uno de los grandes autores de nuestra lengua a quien se le conoció más como escritor que por poeta.

"Fue el ultimo intocable y yo lo conocí efectivamente, a través de esa voz maravillosa, metálica, de gran locutor que tenía y tuvo muchos oficios en su vida, una biografía muy aventurera que hubiera dado para llenar varias vidas.

"Una de sus encarnaciones fue la del maravilloso locutor de la serie de televisión de Los Intocables, que por supuesto pobló mi infancia de aventuras y con esa misma voz lo escuche recitar poemas", rememoró.

El también dramaturgo comentó que quien fuera uno de los entrañables amigos de Gabriel García Márquez (1927), "llevó una vida cumplida, tanto en las amistades como en lo que pudo hacer y escribir, tiene una obra riquísima en varios géneros, es extraordinario que haya llegado a su escala de esta manera".

Villoro pugnó porque se haga un gran esfuerzo por conectar a la gente con la obra Mutis, "pues siempre los poetas son muy aspirados, pero no siempre son muy leídos y ahí todos tenemos que hacer un esfuerzo".

Por su parte, el director de la Casa Refugio Citlaltépetl, Philippe Ollé Laprune, recordó a Mutis como "su presidente".

"Lo conocí desde hace 18 años, simpatizamos, hablábamos de literatura francesa y al final, lo recuerdo como 'mi presidente', porque fue el presidente de la Casa Refugio la cual ahora yo dirigió, entonces, soy la única persona que puede decirle presidente cuando él decía que era monárquico y no podía ser presidente de nada", comentó.

El también promotor cultural dijo que el autor de obras como La nieve del almirante y La muerte del estratega entre otras, fue un hombre cercano, un escritor ejemplar, que no dejó ningún pendiente.

"Todo lo dejó en su lugar, pues cada poema está justificado al igual que sus versos" agregó al tiempo que reveló que antes de morir, Mutis "ya sabía que estaba cansado, yo hablé con él 10 días antes de su muerte.

"Fue de los pocos hombres que han despertado tanto cariño y admiración, era un hombre que tenía un don de gente, una generosidad y petulancia enorme, un personaje que tuvo una literatura muy encarnada, muy vital", refirió.

En su oportunidad el poeta, narrador y editor Francisco Hinojosa expresó su beneplácito por el pequeño tributo realizado a Mutis en el Cenart, pues en su opinión la mejor manera de recordar a un autor no es sólo con homenajes, sino leyéndolo continuamente.