Alistan planta que genera electricidad con nopal

La cementera pondrá en marcha un programa piloto en su planta de Tula, Hidalgo, para aprovechar la energía; la idea es replicarla en más fábricas.
El programa piloto se desarrolla en el Centro de Acopio de Nopal de la delegación Milpa Alta.
(Especial)

México

Una fuente energética verde, con espinas y ecológica, comienza a ser la alternativa a los combustibles fósiles. En Calvillo, Aguascalientes, se construye la primera Planta Generadora de Energía Eléctrica con Biomasa del Nopal, la cual tiene la capacidad de generar hasta un megavatio que equivale a la iluminación de poco más de 12 mil casas habitación a costos mucho más bajos.

Segun sus desarrolladores, es cuestión de semanas para que opere formalmente la planta, que pondra el ejemplo a escala mundial en cuanto al aprovechamiento de energías sustentables.

Desde hace poco más de cinco años, especialistas del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (Inifap) comenzaron a desarrollar una biotecnología que permite aprovechar la generación de biogás con el nopal.

En conjunto con productores del Comité Estatal Sistema Producto Nopal idearon un proyecto que es apoyado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y cuyo principal inversor es la Cooperativa cementera Cruz Azul.

Será justamente esta empresa la que utilice el megavatio de energía eléctrica para abaratar los procesos de producción en la planta de Tula, Hidalgo.

“Es una planta piloto en la que Conacyt nos ayudó para avalar una tecnología que durante seis años género el Inifap. Cruz Azul creyó en esta tecnología, le invirtió y de momento es la única planta en el mundo que genera energía eléctrica con nopal. Este primer proyecto le va a servir a Cruz azul para replicarlo en sus fábricas”, presume Miguel Ángel Perales, investigador del Inifap.

El especialista, quien también es cabeza del proyecto, confía en el potencial de la planta, ya que aunque en un inicio surtirá un megavatio de los casi 150 que necesita la cementera, la meta es construir otras plantas y que más sectores industriales se interesen en sus beneficios.

Ésta podrá solucionar las necesidades energéticas con un costo hasta 50 por ciento más barato que las tarifas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

“En las plantas cementeras el consumo energético y calorífico tienen los costos más altos en la producción y elaboración del cemento. Para reducirlos hay que trabajar en reducir el suministro de energía eléctrica y éste es un proyecto encaminado a ello.

“El precio de la energía que nos suministra la CFE es aproximadamente de 1.70 y 1.80 pesos el kilovatio-hora; el costo del producido con biogás es 50 por ciento menor, estamos hablando de entre 60 u 80 centavos el kilovatio por hora”, explica Juan Armando Vera, responsable del proyecto por parte de la Cooperativa Cementos Cruz Azul.

Para su operación ya cuentan con 70 hectáreas plantadas cerca de la comunidad El Salitre, en el municipio de Calvillo, donde cosechan hasta 150 toneladas diarias de nopal que servirán para abastecer los biodigestores.

Procesando en nopal

En la planta, ubicada a un costado de la subestación eléctrica de la CFE de El Salitre, se trituran los nopales y se mezclan con 10 por ciento de estiércol para ser canalizados a un biodigestor. Allí las bacterias realizan el proceso de descomposición y generan biogás con 60 por ciento de metano, el cual, tras ser enfriado, entra a un motogenerador que produce la energía eléctrica.

Una vez producida, se sube al Sistema Eléctrico Nacional, donde la CFE cobrará una cuota por porteo.

Todo es ingeniería mexicana, solo el motogenerador se trajo de Inglaterra.

El ingeniero Perales destaca el contenido energético del nopal, ya que una cosecha de 600 toneladas puede generar hasta casi 4 mil metros cúbicos de gas.

En tanto, Juan Manuel Castañeda, presidente Sistema Producto Nopal en Aguascalientes, asegura que el proceso no termina ahí, pues la idea es que nada se desaproveche del nopal.

De sus residuos, llamados bioles, se generará biofertilizante 100 por ciento orgánico y algunos otros derivados.

“Fuera de un nopalito en escabeche se puede usar en un reconstituyente facial, harinas, cerveza de nopal, licores, vinagres”, lo cual se hará cuando “lo tengamos más tecnificado”, afirma Castañeda.

Las ventajas

La planta permitirá a los productores de la región comercializar la cactácea todo el año, ya que hasta ahora solo tres meses son los propicios para la venta: noviembre, diciembre y enero.

Castañeda refiere que propiciará la generación de empleos permanentes para siembra y cosecha, y permitirá regular el precio del nopal en el mercado.

Además, esta verdura ayuda a la reducción de los gases de efecto invernadero y regenera la tierra erosionada.

Por ello, explica el ingeniero Perales, esta tecnología podría replicarse en diversas partes de México con ventaja por encima de otros cultivos.

“El futuro ya está aquí, esta planta demuestra que es posible hacer más cosas con una tecnología sustentable; además, somos el país de origen del nopal y con eso podemos darle al planeta una gran cantidad de energía para México y para el mundo”, concluye Perales.  




[Dé clic sobre la imagen para ampliar]