“Es conveniente que las escuelas conozcan este monumento nacional”

Aconseja Alfonso Clever, experto en Historia Militar.
La Garita operó desde 1716 a diferencia de la de Veracruz que se construyó “a cal y canto” en 1796
La Garita operó desde 1716 a diferencia de la de Veracruz que se construyó “a cal y canto” en 1796 (Enrique Vázquez)

Guadalajara

La Garita de Puente Grande está ubicada en la carretera libre a Zapotlanejo, antes del cruce del Río Lerma y es una construcción de gran relevancia histórica a escala nacional que debe de ser conocida, sobre todo por las nuevas generaciones, según comenta Alfonso Clever Sánchez Marín, profesor e historiador, especialista en Historia Militar.

“Hasta ahora no sabemos cuál va a ser su destino, existe la propuesta de que se convierta en un museo, es una iniciativa que plasmé en un estudio que hice, pero hasta ahora no se ha establecido oficialmente. En el peor de los casos terminaría convirtiéndose en oficinas de turismo o algo así”, dice el experto, quien explica que un sitio con tal trascendencia debe ser aprovechado incluso por las escuelas para que vayan y realicen un recorrido por sus muros.

Para la época en que operó a partir del siglo XVIII, fue un sitio muy importante “porque era la entrada a Guadalajara, quienes querían cruzar el río debían de pagar peaje por lo que llevaban consigo: objetos o ganado. Es importante por los personajes que pasaron por allí: Miguel Hidalgo, Benito Juárez, los obispos importantes de Jalisco, en fin, en el libro que escribí Puente Grande o de Tololotlán y su entorno, aparecen todos esos detalles. Hay un detalle interesante, el emperador Maximiliano, aunque nunca estuvo en ese sitio, fue el primer gobernante que mandó realizar un diagnóstico del sitio y autorizó un presupuesto para restaurarlo” recuerda Chávez Marín.

“Además era el puente para llegar desde la Ciudad de México, a Guadalajara o a la Antigua Valladolid, ahora Morelia, o para el paso de la fiesta de San Juan de los Lagos. Es un sitio que la mayor parte de sus ingresos eran personas que pagaban impuestos por el paso de mercancías y la exportación de ganado y de insumos de alimentos que viajaban rumbo a las minas de Zacatecas” añade el historiador.

Claves

Consideraciones

La Garita operó desde 1716 a diferencia de la de Veracruz que se construyó “a cal y canto” en 1796

El puente ha sufrido muchos cambios, con las capas de cemento que le han superpuesto el puente está elevado más de metro y medio de su nivel original. Antes había una puerta y se cerraba por la noche para que no hubiera paso. Si se venía de Zapotlanejo se podían observar unas columnas y unas lápidas con leyendas que ya están borradas y que informaban de la fecha de su construcción y mquienes la financiaron

Falta también la restauración del puente desde el punto de vista estructural y de ornato. El puente contiene las imágenes de los santos Francisco y Antonio. Son esculturas en piedra que se restauraron en 1945. En algún momento había también estatuas de Felipe V y de su heredero Luis I, príncipe de Asturias. Por una parte el puente cumplía así con una vocación religiosa a manera de imploración divina y por otro lado se idolatraba también a los protectores reales.