"La música requiere de una mayor dignidad"

El pianista Alexander Pashkov compartirá el escenario del Teatro Nazas con la Camerata de Coahuila, con un concierto especial navideño, el cual incluirá "Sueños de Invierno" de Tchaikovsky.
Alexander Pashkov.
Alexander Pashkov. (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

La Camerata de Coahuila tendrá este viernes su cierre de temporada con un concierto especial para la época navideña, el cual incluirá la Sinfonía no. 1 de Tchaikovsky "Sueños de Invierno".

En esta ocasión se presentará una charla previa con la maestra y compositora Valeria Jonard, quien hablará al público sobre la importancia de las obras y compositores de este programa, ésta será gratuita y comienza a las 20:00 horas en el vestíbulo del Teatro Nazas y el concierto será a las 20:30.

La primera parte del programa incluye el concierto para Piano de Schumann interpretado por el pianista Alexander Pashkov.

Desde 2005, Alexander Pashkov es maestro en el Conservatorio de Las Rosas, en Morelia, Michoacán.

A decir del solista invitado para este décimo programa, desarrolló su gusto por la música desde el seno familiar. Estas horas compartidas de estudio y placer definen en Alexander su destino musical.

Sobre el concierto para piano que Alexander Pashkov presentará junto a la Camerara de Coahuila, nos comparte:

"Schumann representa un compositor extremadamente demandante, conocido por su lado lírico y romántico pero que también forma parte de una vida trágica".

"Creo que la música de Schumann contiene esos momentos de locura. Ahora, este concierto para piano es de un primer movimiento tan bello que podría tocarse solo. Es un concierto de romanticismo diluido en locura, por decirlo de alguna manera", manifestó Pashkov.

"Una obra que incluye todo: romanticismo amargo, música cercana al sentir de la vida, angustia y tristeza. Un concierto compuesto por todas las emociones posibles de un ser humano", añadió.

Por otra parte, el pianista compartió que su actividad favorita es la de escuchar, conversando sobre el aspecto de la difusión de la música clásica entre el público, comentó:

Ha trabajado con grandes directores, tales como Román Revueltas, José Guadalupe Flores, Miguel Salmón del Real, Mario Rodríguez Taboada, José Maldonado, Ramon Shade, Juan Trigos, entre otros.

"Existe un cierto triángulo entre el artista, el público y las personas que se encargan de organizar los conciertos, conjunto que también tendría que producir armonía. La buena relación entre este triángulo hace llenar la sala de los teatros".

"Ahora, experimentamos una serie de dificultades, por una parte de un público que no quiere pagar un boleto de entrada, esto lo hace de cierta forma valorar menos el repertorio presentado", dijo.

"De igual forma, los organizadores de conciertos buscan hacer una mayor cantidad de eventos, el problema aquí es que el público come lo que le sirven y habría que servirles bien la música, música que lleva su tiempo de preparación", expresó.

"Necesitamos aprender todos, entender el idioma que trata de una poesía músical, que requiere de mucha sofisticación de entendimiento para llegar al deleite".

"La música como el arte requiere de mayor dignidad por parte de nosotros", finalizó.