"Todos somos responsables de la violencia yihadista"

El escritor argentino Alberto Manguel se pregunta sobre el comportamiento humano en su nuevo libro 'Una historia natural de la curiosidad'
Fotografía tomada de la página del escritor.
Fotografía tomada de la página del escritor. (Isolde Ohlbaum)

El escritor argentino Alberto Manguel no acaba de entender por qué Occidente se horroriza ante la violencia del Estado Islámico, cometida por grupos que "han sido dejados de lado", que carecen de recursos económicos y "cuya religión no es tenida en cuenta".

"Todos somos responsables de la violencia del Estado Islámico y de la que hay en otras partes del mundo", asegura Manguel (Buenos Aires, 1948), que trata de responder a un sinfín de preguntas sobre el comportamiento del ser humano en su nuevo libro, Una historia natural de la curiosidad, recién publicado por Alianza editorial.

Manguel, gran experto en la historia de la lectura y del libro, acude una vez más a los autores clásicos, y en especial a Dante y su Divina Comedia, para reflejar en su nueva obra cómo la curiosidad ha sido el motor de la evolución. El Infierno de la obra maestra de Dante le da pie al autor a hablar de "otros infiernos" más actuales, como el de la violencia del Estado Islámico, que, en su opinión, "no es excepcional".

Basta, por ejemplo, con mirar la Historia de España para ver que "se cometieron horrores similares en la conquista de América, en la Inquisición o en el franquismo".

"¿Qué diferencia hay entre los extremistas que decapitan a sus prisioneros o destruyen obras de arte de dos mil años de antigüedad y los iconoclastas de Bizancio o los actos violentos de la Revolución francesa?", se pregunta el escritor.

El capitalismo, añade Manguel, impone unas normas de consumo que "requiere que haya guerras, ignorancia, enfermedades, porque todo esto alimenta la industria", por lo que "no debe sorprendernos que, en ciertos momentos, un grupo de personas sin recursos y sin la educación adecuada, decida acabar con todo".

"Destruyen la sociedad que consideran su enemiga", asegura este escritor que tiene nacionalidad canadiense y que, desde hace unos años, reside en el sur de Francia, aunque, según comenta, es probable que dentro de poco tiempo se vaya a vivir a Estados Unidos.

Lo que le resulta "sorprendente" es que, en nuestra sociedad, "no haya más violencia de ese tipo. ¿Por qué esas personas que están sin casa y sin trabajo no se lanzan a la calle y no nos matan a todos? ¿Qué los contiene?", se pregunta el escritor, quien, por supuesto, deja claro que no desea ese tipo de situaciones.

Un sistema en crisis

Para este ensayista, novelista, traductor, articulista y editor, la reciente crisis ha demostrado que el modelo económico capitalista "no funciona y aún sufrimos las consecuencias de ese derrumbamiento". Pero, en lugar de cambiarlo, "nos limitamos a poner parches y a seguir con el mismo sistema".

"En nuestra sociedad han sucedido cosas peores que las que protagoniza el Estado Islámico. Los bancos y las compañías financieras nos han acribillado a balazos y nos piden ahora que nosotros seamos los que paguemos ese modelo que sabemos que no funciona", subraya el autor de obras como Una historia de la lectura o La biblioteca de noche.


La curiosidad lleva a preguntarse por qué sucede todo esto. "No hay respuesta", asegura Manguel, quien no tiene "un modelo de sociedad para ofrecer". Su próximo libro quizá lo dedique a analizar "cómo es posible que a lo largo de tantos siglos hayamos construido sociedades que no funcionan".

En la Divina Comedia, Dante habla desde su posición de exiliado y de víctima de la injusticia de un gobierno que le prohibió volver a su casa. "Es lo mismo que se le está diciendo a los refugiados sirios o de otras partes del mundo. Todos ellos son Dante, aunque no escriban la 'Divina Comedia'", afirma Manguel.

Aún a riesgo de parecer "anticuado", el escritor argentino cree que parte de la solución a los problemas actuales está en mejorar la educación, pero será difícil cambiar la sociedad mientras "los sistemas educativos le sigan dando prioridad a la eficacia y a las ganancias económicas frente al fomento del pensamiento y de la imaginación".

A pesar de todo, "hay que tener confianza en que la humanidad pueda sobrevivir", subraya. "La prueba está en la literatura: si hemos sido capaces de producir un libro como la 'Divina Comedia', debiéramos ser capaces de imaginar un mundo mejor en el que poder sobrevivir sin sacrificarnos los unos a los otros", añade.

A lo largo de su vida, Manguel ha ido formando una biblioteca de casi 50.000 volúmenes, a los que acude cada vez que tiene "una duda, un temor, una inquietud".

En su biblioteca ha encontrado respuestas y consuelo. Por eso, como cuenta en su nueva obra, cuando Manguel muera, le gustaría que alguien le dijera a sus libros que ya no los volverá a ver.