"AirDog", un "drone" para grabar video sin operador

El artefacto fue diseñado para capturar deportes extremos a los cuales es difícil acceder con una cámara, como surf, esquí y ciclismo todoterreno.
Janis Spogis, uno de los empresarios lituanos que desarrollaron el aparato autónomo.
Janis Spogis, uno de los empresarios lituanos que desarrollaron el aparato autónomo. (Fernando Santillanes)

Las Vegas

Por primera vez, el Consumer Electronics Show (CES) 2015 dedicó un espacio a los sistemas no tripulados, en toda variedad de formas y tamaños; sin embargo, el AirDog (perro aéreo en inglés), es uno de los que más han llamado la atención.

“Nos sorprendimos cuando logramos en Kickstarter un millón de dólares para hacer realidad AirDog, y ahora todo mundo quiere ver nuestro demo y ni siquiera tenemos un gran booth (espacio) en el piso de exposiciones” dijo Janis Spogis, uno de los creadores del dispositivo, en entrevista con MILENIO.

De acuerdo con el expositor, su invento es una manera práctica de realizar una especie de autovideo (grabación que se hace uno mismo), como ya sucede en la fotografía con las selfies, pues “el seguimiento que hace el drone es simple, solo se enlaza con un brazalete electrónico llamado airleash (correa aérea en inglés), que tiene todo tipo de sensores para ubicar de manera precisa al usuario”.

El drone es autónomo, es decir, puede seguir cada movimiento que hace una persona para ir grabándola sin necesidad de que alguien lo controle, pues está diseñado para capturar la intensidad de los deportes extremos a los cuales es difícil acceder con una cámara, como surf, esquí y ciclismo todoterreno, entre otros.

Después de hacer las tomas, “el AirDog aterriza en la mano de la persona que porta el airleash”, comentó Spogis en el pequeño espacio que rentó en el CES —su pequeña empresa no esperaba este éxito—, mientras más de 10 personas hacían fila para poder acercarse su artefacto.

Impresión 3D

Originario de Lituania, el equipo desarrollador explicó que el desarrollo del prototipo se debe en gran medida a la capacidad de imprimir las piezas.

“En este momento todos estos son prototipos han sido fabricados gracias a la impresión 3D, haciendo posible este tipo de tecnología… en el pasado habría sido muy caro hacer los primeros modelos para probarlos”, resaltó Spogis.

“Los que tenemos van a ser enviados en los próximos días a varios clientes que nos apoyaron en Kickstarter para que los prueben, nos den su opinión y así avanzar en la producción de un modelo final para comercializar”, afirmó el empresario lituano.

El artefacto estará disponible en el segundo cuatrimestre de 2015, “y esperamos mantener el costo de 500 dólares para hacerlo competitivo con otros drones, aunque nuestra tecnología es la diferencia principal”, aseguró.

A pesar de que el aparato fue concebido para seguir a deportistas extremos, se puede adaptar a otros usos; por ejemplo, “AirDog bien puede ser empleado en coberturas periodísticas, manifestaciones o mítines, para tener una perspectiva aérea del momento sin necesidad de un operador; simplemente una persona que despegue al dispositivo y sepa que está arriba de él”, mientras tenga puesto el airleash, afirmó el empresario.

“Sin duda lo trataremos de llevar a todo el mundo con compras mediante internet, así que lograremos que esté disponible también en México”, aseguró Spogis.

Zano para selfies

Con la incertidumbre sobre las regulaciones estadunidenses sobre los drones, otros desarrolladores están buscando maneras para evitar ser penalizados.

El Zano, considerado un nanodrone, fue diseñado para fotografía aérea y selfies —que en algunos medios ya están tomando el nombre de dronis— y solo pesa 55 gramos, lo que está por debajo del actual límite de 60 que establece la regulación en Estados Unidos, explicó a la AFP Thomas Dietrich, director de diseño del británico Torquing Group.

“Hemos comprimido mucha tecnología en un paquete bien pequeño. Es un dispositivo inteligente. Se basa por completo en la gesticulación y puede evitar obstáculos” y con un costo de 279 dólares el drone “puede ser comprado por cualquiera”, opinó el empresario.

El grupo francés de electrónicos Parrot también expone una amplia gama de drones. “El año pasado fue muy bueno” en ventas, dijo su director de mercadeo, Nicolas Halftermeyer. Parrot recientemente introdujo su Bebop para el segmento de consumo, que graba videos de alta definición y es controlado desde una tablet o teléfono inteligente.

La compañía también vende un artefacto no tripulado de mapeo profesional llamado eBee y otro diseñado para uso agrícola llamado eBee Ag.

• • •

Beam, dispositivo de presencia virtual

Suitable Technologies presentó ayer en el CES 2015 el sistema de presencia inteligente o telepresencia Beam. Se trata de un pedestal electrónico que pueden moverse, con una pantalla montada en la parte superior que recibe la señal de una webcam instalada en una computadora y mediante un software especial envia video en vivo.

“Está pensado para personas o empresas que quieren tener un dispositivo en la oficina  para que la gente pueda beamearse y estar presente de forma remota en presentaciones o colaboraciones en un equipo de trabajo”, dijo a MILENIO Ben Mccartney, manager de Beam, en el evento de Las Vegas.

La entrevista que concedió fue un ejemplo de cómo funciona su tecnología, ya que Mccartney estaba en Kansas y se conectaba con su Beam hasta el centro de convenciones del CES, en Nevada. Una versión casera del dispositivo está a la venta por 2 mil dólares.

La versión profesional, aún en prototipo, es desplazable, por lo que esperan que pueda ayudar a médicos de todo el mundo en los sistemas de telemedicina para que den consulta en diversos hospitales de forma remota, moviéndose libremente por los pasillos y realizando visitas a sus pacientes.

Fernando Santillanes/Las Vegas

• • •