“No es tiempo de solistas, es tiempo de ensambles en materia cultural”

En el área de la cultura, Gabriela Nava Femat, colaboradora de Renacer Lagunero, acotó que las problemáticas, al igual que las ciudades, van cambiando y se debe pensar en las soluciones.
Gabriela Nava Femat, promotora cultural de CIMACO y colaboradora en la creación de la agenda ciudadana de Renacer Lagunero,
Gabriela Nava Femat, promotora cultural de CIMACO y colaboradora en la creación de la agenda ciudadana de Renacer Lagunero, (Haide Ambriz Padilla)

Torreón, Coahuila

Gabriela Nava Femat, promotora cultural de CIMACO Cuatro Caminos y colaboradora en la creación de la agenda ciudadana de Renacer Lagunero, en el apartado de Arte y Cultura, dijo que en la región se vivió una involución en materia cultural, derivada de la delincuencia que azotó la región.

Dijo que si los municipios de La Laguna sumaran, se multiplicarían los esfuerzos en la materia, sin embargo, falta la visión a largo plazo.

"Se tiene que impulsar lo de adentro, para fomentar círculos virtuosos como lo es la Camerata de Coahuila, que a lo largo de sus 20 años ha detonado la creación de ensambles, orquestas, talentos nuevos".

"Lo primero que se debe de puntualizar es que las problemáticas van cambiando, no es la misma que hay ahorita que la de hace 20 años, la densidad poblacional, sus características y sus necesidades son muy distintas".

"Las autoridades siguen agendas públicas, que en teoría deberían de dar respuesta a la sociedad y contribuir en mejorar la situación de vida, en este caso a través de la cultura".

"Sin embargo, en el periodo de violencia que se vivió en la Comarca Lagunera, la cultura quedó rezagada, pues no se veía como prioritaria en la agenda de políticas públicas, podríamos decir que se registró una involución en materia de cultura".

"Si hablamos de que la sociedad quiere un "Renacer Lagunero", se entiende que la región comprende 2 Estados y varios municipios, que comparten problemáticas sociales, así como dones y virtudes. Cuando se suma se multiplica, cuando se resta se divide".

Lo que se propone es sumar para multiplicar esfuerzos, lo que se pide es que se conciba a la región como una Zona Metropolitana, ya que esto ayuda a las dependencias municipales a bajar recursos de distintas partes.

"Rara vez los alcaldes toman en cuenta a la cultura como un factor de cambio social, sin embargo si se sumaran todos los esfuerzos, se tendrían mejores resultados a nivel social".

Desafortunadamente a la fecha, el tema cultural no figura en la agenda Metropolitana, reconoció que los eventos de cultura si bien son vistosos y atraen reflectores, no deberían durar un sólo día".

"Lo que las autoridades deberían estar considerando, es migrar de los eventos a los programas sociales de carácter cultural, estos permanecen en un sitio, dando resultados inmediatos".

"Un programa social cultural logra involucrar a la comunidad donde actúa, eso provoca que la ciudadanía tenga cambios por la forma en la que se involucra".

Dijo que es bueno tener eventos de esta clase, ya que sirven para nutrir el bagaje cultural de una comunidad, sin embargo, no se puede pretender se trata sólo de traer grupos musicales, olvidando promover e impulsar los talentos que se tienen en la región.

"Debemos ser un faro de luz para iluminar el talento propio, para provocar que surjan más colectivos que le apuestan a la cultura".

"De repente nos enteramos que un lagunero triunfó fuera de la región o del país, nos sentimos orgullosos de eso, sin embargo, la gran pregunta es qué se hacía en materia cultural cuando esa persona tocó puertas en su región y no se abrieron".

"Se debe proponer que el tema cultural sea prioritario en la agenda Metropolitana, para que a través de la cultura se pueda incidir en cambios sociales".

"Cada municipio trae sus actividades, pero nunca se ha pensado en crear el festival cultural Lagunero, que se propicie la visita a todas las ciudades que conforman la región".

"Debemos lograr que ese puente no divida, queremos que los puentes unan y comuniquen a los habitantes de esta región".

"Somos una zona con características propias, se deben aprovechar esas bondades y sumarlas en un proyecto cultural concreto para lograr otros objetivos".

"Se tiene que impulsar lo de adentro, para fomentar círculos virtuosos como lo es la Camerata de Coahuila, que a lo largo de sus 20 años ha detonado la creación de ensambles, orquestas, talentos nuevos".

Dijo que sobran artistas y talento en La Laguna, sin embargo reconoció que faltan foros de expresión del arte en todas sus formas, razón por la que la iniciativa privada está contribuyendo con espacios en tiendas para darlo a conocer.

"Lo que intentamos provocar es que la gente que normalmente no acude a recintos de cultura, encuentre sorpresas agradables al ir de compras, que reconozcan el talento lagunero, lo disfruten y lo promuevan".

La cultura y el arte no pueden dejar de estar presentes en las comunidades que presentan problemas sociales, por más conflictivas que sean, la gente respeta y permite que se desarrolle el trabajo, si no se involucra, tampoco estorbarán".

"Esto significa que se podrá sembrar una semilla y que algo se podrá rescatar de ese lugar, lo que falta es encadenar a los distintos actores de cambio".

"Las autoridades siguen agendas públicas, que en teoría deberían de dar respuesta a la sociedad y contribuir en mejorar la situación de vida, en este caso a través de la cultura".

La radio comunitaria es un elemento importante para difundir masivamente la cultura y el arte, hace 20 años la única radio cultural que existía era Radio Torreón, hoy en día se cuenta con Frecuencia UAL, Radio Milenio, así como la estación de la Universidad Autónoma de Coahuila, además del Sistema Estatal de Radio.

"Si todos se reunieran para ver cómo van caminando, cómo pueden incidir en la sociedad, cómo se pueden vincular con otras actividades, eso es lo que falta en la región, que dejen de pensar en islas y se den cuenta que estamos coexistiendo, se debe sumar para multiplicar".

Gabriela Nava fue enfática en decir que no es tiempo de solistas, es tiempo de ensambles, de conjuntar acciones para terminar con las problemáticas comunes, los involucrados sabemos lo que está pasando y la solución está en nuestras manos.