Advierten contra riesgo de cáncer por aumento de la radiación solar

En el Día Nacional de la Fotoprotección celebrado ayer, expertos señalan que en la infancia es factible reducir 75% la probabilidad de padecer neoplasias de piel cuando se es adulto.

México

La exposición al sol se ha convertido en la principal causa de cáncer de piel en menores de 30 años y la poca conciencia hace que la gente ignore al Sistema de Monitoreo Atmosférico de la Ciudad de México (Simat) sobre las medidas de fotoprotección, debido a que el índice de radiación ultravioleta (IRU) alcanzó 11 puntos, que es extremadamente alto, advirtió la Fundación Mexicana para la Dermatología (FMD).

El Simat, organismo de la Secretaría del Medio Ambiente capitalina, advirtió que la radiación UV es más intensa entre las 11:00 y 16:00 horas, puede atravesar las nubes y sus rayos aumentan el riesgo de cáncer de piel, aceleran el envejecimiento y producen daños oculares.

La FMD resaltó que los niños son un grupo vulnerable ante la IRU, y por lo tanto corren riesgo de desarrollar en un futuro cáncer en la piel por sus actividades al aire libre en las escuelas.

“La exposición al sol es acumulativa, esto significa que el daño que causamos en cada exposición queda grabado en la memoria o genes de las células. Con el paso del tiempo se manifiesta el daño en la piel en diversos síntomas como la aparición de manchas, arrugas, queratosis solares y, en el peor de los casos, el cáncer de piel que, según datos del Registro Nacional de Neoplasias, representa cerca de 15% de todos los tumores”, advirtió Laura Juárez Navarrete, Presidenta de la FMD.

En el Día Nacional de la Fotoprotección celebrado ayer, Juárez Navarrete consideró que en México, por lo regular, poca gente se protege contra los rayos solares. “70% del daño solar acumulado se adquiere entre los 18 y 20 años, por ello es importante fomentar entre jóvenes y adultos la prevención de enfermedades en la piel”, comentó la especialista.

Como parte de las actividades planeadas en el contexto de dicha efeméride, la especialista destacó que “un dermatólogo recomendará la mejor manera de protegerse y disfrutar de sus actividades al aire libre sin riesgo por quemaduras solares”.

La dermatóloga reiteró que la exposición a la radiación cuando se es menor “incrementa el riesgo de padecer algún cáncer de piel en edades adultas… Es en la infancia cuando es factible reducir en 75% los riesgos de padecer estas neoplasias cuando se es adulto”.

Riesgos desconocidos

Otro factor de daño por rayos solares son los medicamentos. “Cuando la persona toma algún medicamento que llamamos foto-sensibilizante —que puede ser anti-inflamatorio, diurético o tratamiento para el acné— hay riesgo de causar dermatosis o enfermedades inducidas o agravadas por la exposición a la radiación ultravioleta, como el lupus eritematoso”, aseguró la experta.

Durante la primavera la exposición al sol es mayor y por ello es importante tomar en cuenta algunas medidas que incrementen la fotoprotección, como usar gorra, sombrero, o sombrillas de colores obscuros, permanecer a la sombra, usar lentes con certificado ultravioleta; ponerse ropa de tejido cerrado y colores obscuros, etc.

“Si bien el sol  tiene efectos benéficos y resulta un componente clave para la vida —como la asimilación de vitamina D— es importante mencionar que la radiación ultravioleta se encuentra siempre presente, aunque el día sea nublado”, abundó Juárez Navarrete. 

La especialista también sugirió utilizar bloqueador solar en las zonas desprotegidas por la ropa, como el rostro, cuello y manos, pero, acotó, es muy importante señalar que utilizar esos productos “no significa tener permiso para asolearse o permanecer mucho tiempo expuestos a los rayos”.

Problema nacional

Actualmente en México el cáncer de piel es una de las enfermedades malignas que van en crecimiento y provocan niveles importantes de decesos; sin embargo, la falta de estadísticas impiden dimensionar el problema, aunque estudios recientes reportan que los afectados consultan en promedio a tres médicos antes de llegar a un servicio clínico especializado en el manejo del melanoma, mientras que en Estados Unidos ese indicador es de 1.4 doctores.

En la página de la campaña Un Minuto contra el Cáncer (www.1minuuto.org), del Instituto nacional de Cancerología (Incan), se explica que este tipo de neoplasias son una enfermedad producida por el desarrollo de células tumorales malignas en cualquiera de las capas de la piel.

Existen varios tipos de cáncer de piel que son propiciados por la radiación solar —aunque también intervienen otros factores como la herencia genética—, y entre los más comunes se encuentran los  no melanocíticos, como el carcinoma de células basale y de células escamosas.

Los rayos solares también son un factor de riesgo para el cáncer conocido como melanoma, que es el que se produce en las células llamadas queratinocitos y, aunque se dan menos casos, suele ser de los más agresivos.

Los especialistas de la FMD advirtieron que las cifras pueden ser mayores debido a un subregistro por falta de diagnóstico oportuno.

Existen otros factores de riesgo además de la exposición excesiva al sol, como la utilización de camas de bronceado, en especial si el tono de piel es claro o hay antecedentes familiares de cáncer de piel.

Los expertos del Incan recomiendan: “Si descubres alguna llaga, protuberancia, imperfección, marca o cambio en el aspecto o pigmentación de tu piel, o si notas cambios en un lunar en su tamaño, forma o color, visita a tu médico”.

Entre las estadísticas de este padecimiento destaca que:

- 78%de casos de cáncer no meloma se puede evitar con la protección solar en etapas pediátricas.

- 72% de tumores de piel en México son de la variedad carcinoma basocelular, según la Secretaría de Salud.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]