Aceves Navarro lleva sus “vehículos de felicidad y salud” a NY

El martes 1 de julio será inaugurada la instalación de arte urbano del artista plástico mexicano, la cual estará compuesta por 122 bicicletas de acero.

México

Las calles ubicadas entre Lower Manhattan y Brooklyn de La Gran Manzana contarán, a partir del próximo martes 1 de julio y hasta el 30 de septiembre próximo, con un colorido fuera de lo habitual. Se trata de los tonos, negro, rojo, marrón y blanco con los que están pintadas las 122 esculturas con forma de bicicletas que diseñó el artista mexicano Gilberto Aceves Navarro para la instalación de arte urbano Las bicicletas NY.

"¿Se acuerda usted de las pirámides de Teotihuacan? Cada una de sus caras estaba pintada de un color: la del norte de un color, la del sur de otro... Pues por eso mismo las esculturas llevan este mismo código: se trata de llevar algo de México en este mensaje hacia esa gran ciudad cosmopolita", dice el creador en entrevista con MILENIO.

"Me gusta mucho que estas esculturas tengan cierta resonancia, ciertos ecos de lo que ha pasado en México a través de tantos siglos. Ya soy un viejo, pero sigo trabajando y mientras eso suceda estaré involucrado con lo que sucede en nuestro país. Este arte representa eso, y también una forma de manifestar mi gran amor y agradecimiento con este país".

Estas esculturas de acero son más grandes que las que ya han sido expuestas, al menos en tres ocasiones, en México; miden hasta tres metros, son más altas, pesan más y son más gruesas. Según Aceves Navarro, fueron cortadas con láser y representan movimiento.

"Todavía no sé cómo van a reaccionar las oscuridades de esa gran ciudad con el colorido, pero me va a gustar verlo; las formas que adoptan tienen que ver con la preocupación formal de este momento artístico en mi obra. Hay algunas que me salen tan alargadas que parecen ejotes, con una cabeza chiquitita", dice quien es uno de los representantes del expresionismo abstracto de México.

Explica que la bicicleta como objeto artístico le gustó mucho de manera formal desde hace más de cinco años: "Me gusta que sean planas, como todo lo que hago en escultura, porque eso le da relieve y sentido del espacio, en relación con los espacios que hay entre plano y plano.

"Este proyecto representa un experimento muy interesante que me ha dado la pauta de decir muchas cosas, sobre todo de hermanar a las bicicletas con las condiciones ecológicas. Las veo como vehículos de felicidad y salud que permiten que la gente viva mejor, para que haga ejercicio, para que no engorde, para que respire mejor, para que haya áreas verdes y que no todo sea asfalto", señala.

La obra está distribuida en grupos de cinco, 10 y hasta 30 piezas en 10 estaciones de la ciudad neoyorquina; los sitios fueron elegidos por el máximo flujo de transeúntes que presentan. Entre ellos se cuentan la esquina de la avenida Atlantic y la calle Columbia, donde habrá 30 piezas; el Brooklyn Heights; los parques Prospect y Brooklyn; la plaza Cadman Plaza; el teatro Harvey y el puente Brooklyn.

Los departamentos de Transporte y de Parques y Recreación de Nueva York han creado una aplicación para dispositivos móviles mediante la cual las personas podrán acceder a una guía del trayecto entre Lower Manhattan y Brooklyn, así como accesos en línea en: http://www.lasbicicletas.org/ y https://www.facebook.com/lasbicicletas.

Planteamiento personal

Recuerda que alguna vez, en una visita a su hijo que vive en aquella ciudad estadunidense, el maestro le dijo: "Mira a toda esta gente haciendo ciclovías; debería haber algo aquí en relación a toda esta idea". Meses después su hijo lo llamó por teléfono para avisarle que ya estaba todo arreglado, y que el paso que seguía era trasladar las piezas.

"Soy —dice Aceves Navarro— el primer mexicano que realiza algo de este tamaño y de estas características en Nueva York. Además, es una cuestión de planteamiento personal de forma artística y organizativa: es mío, nadie me ayudó. Se han ido agregando pero nadie me ayudó, no ha habido otro capital que los que he logrado reunir. Y no es la primera vez que lo hago: ya sucedió en Los Ángeles con La Puerta del Sol, que ahora está en Chapultepec".

La ruta de las bicicletas

2008. Explanada del Palacio de Bellas Artes.

2010. Plaza pública de Monterrey.

2012. Tlajomulco, Jalisco.

2014. Nueva York.