Acercan el mar y la tierra en un mismo espacio

El propósito es adentrar a los niños a que conozcan estas especies de manera presencial.
Los visitantes podrán ver bichos de diversas especies.
Los visitantes podrán ver bichos de diversas especies. (Iván Carmona)

Lerma

Seres del mar y la tierra conviven en un mismo espacio, a través de dos exposiciones que pone a disposición del público la Casa de Cultura de Lerma, una ofrece piezas que representan a diferentes tipos de peces y otra a bichos provenientes de distintas naciones.

De acuerdo con el director del recinto, Juan Carlos Sánchez Hernández, el propósito es acercar a niños y adultos a que conozcan estas especies de manera presencial y no solamente en libros.

Ambas muestras son colecciones de Raúl Sánchez Becerra, quien con diferentes pastas moldeó al pez mazo, dragoncillo, moluscos, pulpos, entre otros para conformar Maravillas del mar, exhibición que tiene el propósito de "que conozcan las diferentes formas de vida marina".

Señaló que Lerma es una zona lacustre, por ello la población está al tanto de los seres que habitan en agua dulce; sin embargo, "pocos hemos podido saber qué es lo que hay en el mar y esta es la oportunidad".

En cambio Bichos, es una exhibición de poco más de 40 insectos, de extrañas formas, colores y tamaños, que provienen de los cinco continentes, de países como, Malasia, Japón, China o Nueva Guinea.

Los visitantes encontrarán escarabajos de Centroamérica, del norte de África o Asia, chapulines, hormigas, escorpiones, arañas, gusanos de cuerpos transparentes o brillosos, con patas largas o diminutas, cuernos, entre otras curiosas características.

Con estas actividades buscan "acercar al público, a los niños principalmente para que tengan acceso al conocimiento sin necesidad de trasladarse a grandes ciudades", además de despertar en ellos la sensibilidad por las manifestaciones culturales, mencionó.

También es una forma de que la comunidad tome conciencia sobre el cuidado al ambiente, pues muchas de las especies que son exhibidas actualmente podrían desaparecer si la población continúa dañando su entorno.

Esta es la exposición número 13 que hicieron, en este año, en la Casa de Cultura; sin embargo, la más exitosa fue La Fascinante expresión de la vida, conformada por órganos humanos y que logró reunir en solo dos meses a 10 mil 500 visitantes.