Aceptar el juego de la vida, un legado de Onetti, dice su viuda

En Madrid se organiza lo que se ha dado en llamar "El año Onetti".
Dolly Onetti.
Dolly Onetti. (Juanjo Martin/EFE)

Madrid

Humorista, curioso, tierno, a veces mal educado y obsesionado por la vida humana y por el sufrimiento que pueden causar los hombres”, es como ve Dolly, la viuda de Juan Carlos Onetti, al escritor uruguayo, 20 años después de su muerte.

“Juan enseña que hay que entenderse a sí mismo y que hay que aceptar el juego de la vida”, dice Dolly Onetti (Dorothea Muhr), la mujer con la que Onetti estuvo casado desde 1955 hasta su muerte en Madrid, el 30 de mayo en 1994.

Y ahora, cuando se acaban de cumplir los 20 años de la muerte del escritor, nacido en Montevideo en 1909, y cuando este gigante de la palabra, este singular escritor de escritores, un autor de culto, una leyenda cuya obra no para de crecer, la mujer que compartió su casa, su paraíso cerrado de la madrileña Avenida de América, le recuerda y cuida su legado.

Recuerdo y homenajes al escritor que vivió los últimos años de su vida en la cama: “el lugar desde donde se puede hacer lo mejor”, como hacer el amor, leer o beber, recuerda Dolly que decía el escritor.

La obra de Onetti, que no para traducirse, está en más de 20 lenguas. El coreano y el lituano han sido los últimos idiomas a los que se han vertido sus  novelas del autor de El pozo, La vida breve o El astillero, recuerda Raúl Manrique, del Centro de Editores en Madrid, organizadora de lo que se ha dado en llamar El año Onetti, con diferentes actividades que este mes de junio seguirán: el día 20, con una conferencia de Hortensia Campanella, la editora de las Obras Completas de Onetti en Galaxia Gutemberg-Círculo de Lectores.

Asimismo, se publicará el libro Con Onetti, escrito por Dolly, y habrá una exposición en la Casa de América el 10 de septiembre bajo el título Reencuentro con Onetti, donde se verán sus primeras ediciones y diferentes publicaciones, así como una pequeña muestra de su mundo personal.

Además de fotografías inéditas, se exhibirán los objetos cotidianos que rodearon su obra, sus cuadros, su pipa y sus libros. Se montará su dormitorio con su famosa cama y el salón
de su mítica casa de la avenida de América. Todo ello, objetos que forman parte de la colección del Museo del escritor en Madrid.