Abrirán museo de sitio en la Catedral Metropolitana

En el recinto se expondrán algunos de los hallazgos realizados durante el proceso de restauración. La inversión será de 16 mdp.
Un hombre trabaja en la restauración de la Catedral.
Un hombre trabaja en la restauración de la Catedral.

México, D.F.

Al dar a conocer el avance de los trabajos de limpia y restauración de la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México, el subdirector de Obras de Restauración de la Dirección General de Sitios y Monumentos del Conaculta, Alfredo Saldaña de la Riva, informó que para 2015 se tiene previsto inaugurar un museo de sitio donde se expondrán algunos de los hallazgos realizados durante el proceso de restauración.

El funcionario dijo que ese recinto será ubicado en la parte del espacio de la curia, el cual albergará algunas de las piezas que se han encontrado durante los trabajos de restauración: objetos que datan del siglo XVIII como monedas y pergaminos, así como algunas piezas prehispánicas. La inversión será de 16 millones de pesos.

Las labores que se están realizando consisten en el retiro de la flora parasitaria, la corrección de la junta constructiva en el atrio sur, la restauración de los portones del Sagrario Metropolitano y la restauración del mueble del Cabildo, en los cuales se ha hecho una inversión de dos millones de pesos, mientras que para este nuevo año se tienen contemplados cerca de 20 mdp para los trabajos en la portada principal.

“Los trabajos de restauración han sido de dos meses; los referentes al retiro de flora parasitaria en todo lo que es la portada, la fachada, las torres campanario, así como las bóvedas. Consistieron en quitar todas las plantas que crecen en la fachada, que son de difícil acceso, por lo que se hacen de forma manual utilizando un equipo de alpinista. Aquellas generan daños en la cantera, ya que las raíces penetran entre las juntas de sus sillares y van generando filtraciones hacia su interior. Una vez que la planta crece, genera un efecto de estallamiento: la raíz se vuelve más voluminosa y va separando la cantera”, explicó Saldaña.

Con estos trabajos, explicó, se busca evitar cualquier riesgo para los usuarios y los visitantes de la catedral, ya que esta se encuentra siempre en funcionamiento. “Tratamos de evitar cualquier riesgo de que alguna pieza de cantera se pueda desprender y le pueda caer a alguien, porque, por ejemplo, el año pasado, una parte de las cornisas se desprendió. Nosotros tenemos que adecuarnos a las actividades de la catedral, no podemos interrumpir su funcionamiento”.

En el Sagrario Metropolitano se está corrigiendo una junta constructiva, ya que “se genera un desnivel en los pisos, lo que provoca tropezones para los usuarios”.

Saldaña de la Riva comentó que la catedral generalmente se encuentra estable, además de que se realizan trabajos de monitoreo continuo con el apoyo del Instituto de Ingeniería de la UNAM, para los que se cuenta con la instalación de una serie de sensores en las columnas del inmueble, cuya función es indicar cualquier mínimo desplome en estas, así como extensómetros en las arcados de los arcos, que indican si estos se abren o cierran.