Abren la muestra “Cuevas por siempre”; el artista, ausente

La exposición consta de 411 piezas hechas desde los años sesenta hasta 2013, las que dan cuenta del desarrollo estético del pintor.
Fue reabierta la Sala Erótica.
Fue reabierta la Sala Erótica. (Nelly Salas)

México

La especulación y la farsa rodearon la celebración de los 80 años del dibujante, pintor y escultor José Luis Cuevas. El museo que lleva su nombre organizó el pasado miércoles una exposición conmemorativa, pero sin la presencia del artista, y no solo eso: exhibe una obra firmada y fechada en ¡2018!

Al festejo llegó su amigo, el también artista José García Ocejo, quien se quedó con la ganas
de verlo y felicitarlo. Maricela de Lara, subdirectora de Difusión del Museo José Luis Cuevas, anunció al público que el artista no acudiría y descartó que su ausencia se debiera a algún problema de salud.

“El maestro José Luis Cuevas y su esposa Beatriz del Carmen Cuevas, directora de este museo, se disculpan por no estar con nosotros, ya que se encuentran fuera la ciudad”, afirmó De Lara.

Lo cierto es que al pintor no se le ha visto en público desde el pasado abril, justo cuando protagonizó un escándalo familiar debido al rompimiento con sus hijas Ximena, María José y Mariana, quienes entonces argumentaron que su papá sufría de maltrato psicológico por parte de su esposa, Beatriz del Carmen.

Mientras su hermano Alberto ha dicho que José Luis Cuevas nació el 26 de febrero de 1931, la cronología que se muestra en el vestíbulo del museo homónimo señala que fue en 1934. Al ser cuestionada al respecto, la respuesta de la vocera del recinto museográfico fue que esta es una muestra conmemorativa “del cumpleaños del maestro Cuevas, quien puede tener 80, 83 o 15 años”.

Algo insólito que se presenta en la muestra Cuevas por siempre, integrada por 411 obras creadas desde los años sesenta hasta el 2013, y es que dentro de los 98 dibujos recientes se exhibe el cuadro titulado La mujer orquesta, el cual está firmado y fechado el “7/I/2018”, cuando apenas nos encontramos en el 2014.

La muestra, que exhibe solo una parte del acervo del L’enfant terrible —que asciende a mil 173 obras—, da cuenta de la evolución estética del creador, indicó Manuel Alegría, curador del Museo José Luis Cuevas.

“Algunas veces son mejores las primeras obras, otras veces lo son las últimas y eso es parte de una evolución, que en Cuevas se registra a partir de que empieza a utilizar más color, una vez que conoce a Beatriz del Carmen”, refirió.

También fue reabierta la Sala Erótica del Museo, que permaneció cerrada cinco años. Aquí se presentan 35 piezas realizadas por Cuevas entre 1981 y 1982, acompañadas por su cama de latón y un video donde el artista habla en la intimidad.

Aunque se dice que la curaduría de la exposición estuvo a cargo de José Luis Cuevas, el artista no ha visitado recientemente el espacio.